Por Lucas Rodríguez
15 enero, 2020

Oreo sabe muy bien cómo llamar nuestra atención. Resistirse es inútil.

Si los productos que compramos en el supermercado hablarán, nos dirían que por favor dejemos de comérnoslos. Pero también nos señalarían que claramente hay algunos que son más importantes que otros. No habría manera de que escapen a la autocrítica, cuando deben compartir los estantes con maravillas del placer y la vida como tortas, chocolates o dulces. Para qué decir las galletas. Podemos dar por hecho que si la comida hablara, sería de las galletas de quien sentirían más envidia.

Puede que a su favor, productos como las zanahorias o o las coles de Bruselas declaren ser saludables y las que mejor hacen para alargar la vida de quienes las consumen, pero no hay cómo discutir los méritos de las galletas. Sería algo similar a escuchar a una persona estudiosa pero aburrida tratando de competir en popularidad con el divertido y que nunca falta a las fiestas. La competencia está decidida desde el principio, sin lugar a dudas. 

Unsplash

Si ya tenemos definidas a las galletas como las ganadoras de este concurso, debemos entrar a definir dentro de estas quienes son las más importantes. Dejando de lado la categoría de las galletas gourmet (claramente serían unas pretenciosas y aburridas), estamos claro que quienes liderarían cualquier tipo de aventura serian las Oreos. Hace mucho tiempo que son las favoritas del público, especialmente cuando se ven acompañadas de un vaso de leche blanca y pristina.

Unsplash

Como están muy interesas en mantener intacta su corona de galleta y crema de vainilla, Oreo está constantemente en la búsqueda de nuevas maneras de superarse a sí misma. Su mejor truco es anunciar nuevas variedades, que es exactamente lo que acaba de hacer. Si le podemos creer a la cuenta de Instagram ThreeSnackateers y sus malos juegos de palabras, las galletas favoritas de los niños de todas las edades acaba de lanzar una variedad especial, preparada para estas pascuas de resurrección.

@threesnackateers

Si tus lentes están demasiado empañados, rotos o quebrados para dejarte ver con claridad lo que ocurre en tu monitor, estas nuevas Oreos vienen en un color nunca antes visto. Son rosadas, el mismo color de piel que un sueco asume cuando pasó más de 5 minutos al sol. Cada una de las 5 que carga este paquete viene con un diseño exclusivo, pensado para recordarnos las formas de los huevos de pascua que pintábamos de niños (o la semana pasada, no estamos juzgando). 

El sabor es el mismo: galleta por fuera, vainilla por dentro. Pero como todos sabemos, es lo de afuera lo que cuenta.