Por Daniela Poblete
19 marzo, 2019

Los egipcios utilizaron este método hace 4 mil años y lograron limpiar el agua contaminada.

Si bien la cantidad de agua no ha disminuido en los últimos dos mil millones de años según cifras de la Fundación Aque, pero solo el 0,007% es potable, y esa cantidad si se reduce año a año gracias a la contaminación.

Además, más de 1 mil millones de personas en el mundo no tienen acceso directo a fuentes de agua potable donde algunos deben caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir el suministro básico.

unsplash

Es por esto que buscar alternativas para combatir la situación del agua potable parece indispensable y una esperanza brilla en un antiguo secreto, los purificadores de agua basados en luz y una semilla egipcia.

Los egipcios hace unos cuatro mil años utilizaron las semillas trituradas de moringa para limpiar el agua contaminada y años después investigaciones científicas descubrieron que una proteína de las semillas es capaz de matar bacterias.

PennState

Además, en otro artículo publicado en Langmuir, anunciaron que la proteína que mata a las bacterias protegen las células por lo que al romperse acaban con ellas. El nuevo estudio encontró que las semillas maduras tienen mayor capacidad de limpieza.

Es por esto que los científicos espera que las  semillas se puedan seguir cultivando sobretodo en lugares donde más se necesita. Así mismo sirven para alimentarse por lo que es una fuente nutritiva excelente para comunidades con escasos recursos.

mercadolibre.com.ec