Por Antonio Rosselot
24 junio, 2020

Preparar estos bocados divinos quita muy poco tiempo y requiere aún menos esfuerzo, así que no respondemos en caso que termines con un coma diabético de tanto comerlos.

En esta ocasión, les traemos una nueva receta de postres frescos con ingredientes de estación, para aquellos y aquellas que ya están disfrutando de los primeros rayitos de sol del verano.

Jill, la creadora del blog Kitchen Fun with my Three Sons, publicó hace tan solo unos días su receta infalible para hacer trufas de chocolate blanco y limón, perfectas para comer como snack mientras ves tu película favorita o para acompañar una taza de té en la merienda.

Kitchen Fun with my Three Sons

Lo mejor de todo es que no usa muchos ingredientes, y se puede hacer en grandes cantidades invirtiendo poco esfuerzo y tiempo. En realidad, es bastante simple: pequeñas bolitas de ganache de chocolate blanco infusionado con extracto de limón y ralladura, luego recubiertas con azúcar glas.

Les dejamos la receta a continuación, para que se aventuren a prepararla. ¡Más fácil imposible!

Kitchen Fun with my Three Sons

Ingredientes (para 6 porciones)

– 170 gramos de chips de chocolate blanco

– 1/2 cucharadita de extracto de limón

– 2 gotas de colorante amarillo para alimentos

– 55 gramos de mantequilla

– Ralladura de 1 limón

– 3 cucharadas de crema batida

– 30 gramos de azúcar glas

Kitchen Fun with my Three Sons

Preparación

1. Poner los chips de chocolate blanco en un bol mediano a prueba de calor. Añadir el extracto de limón y el colorante amarillo. Dejar a un lado y tener un colador fino listo al lado del bol.

2. En una cacerola mediana calentar la mantequilla y la ralladura de limón a fuego lento hasta que esté todo derretido.

3. Subir a fuego medio y añadir la crema batida, usar un batidor de globo para combinar. Cocinar hasta que la mezcla empiece a hervir, pero no dejar que hierva por más de un par de segundos. Quitar la cacerola del fuego y verter la mezcla en el bol del chocolate pasándola por el colador fino, para agarrar la ralladura de limón.

4. Revolver inmediatamente con el batidor hasta que el chocolate esté derretido y la mezcla esté suave y cremosa.

5. Cubrir el bol con un plástico y refrigerar hasta que el ganache de limón y chocolate blanco esté helado y firme.

6. Con una cuchara, sacar 12 pequeños bocados y redondearlos con las palmas de las manos. Luego, recubrir cada bolita con azúcar glas.

7. Refrigerar las trufas en el refrigerador por una hora.

Kitchen Fun with my Three Sons

8. ¡Devorárselas todas sin dudas ni remordimientos!