Por Catalina Maldonado
10 septiembre, 2021

El pequeño Antônio se acercó a un cachorro en un restaurante y tan pronto como la dueña lo vio, tomó todas sus cosas y “arrancó” de él. “Aunque sea un niño de cinco años, ya ha vivido situaciones de prejuicio”, según acusan sus padres.

Son tiempos en que todos creemos las cosas han avanzado, debería haber más respeto y una sociedad que abraza a todos. Sin embargo, aún hay quienes se quedaron en viejas y malas prácticas, como lo es el racismo contra otra persona.

Eso es lo que Aline Wirley e Igor Rickli, han acusado en redes sociales luego de que su hijo, Antônio, de tan solo cinco años, haya sido víctima del racismo simplemente por ser negro, simplemente por como luce. 

Instagram @alinewirley

Wirley, cantante y ex integrante del grupo Rouge, y su esposo, un actor reconocido en Brasil, le dijeron a Extra que llevaron a su hijo a cenar a restaurante de lujo en la ciudad de Río de Janeiro esperando pasar un momento de calidad en familia luego del aislamiento social.

Una vez que llegaron al lugar, el niño vio un cachorro y decidió acercarse a la mesa donde estaba el dueño y el animal, sin embargo, su reacción no fue nada positiva. Según su padre, tan pronto Antônio se acercó, queriendo jugar con el perro, la señora recogió sus cosas, un bolso y un celular, temiendo a Antônio. 

Instagram @igorrickli

“Le temió a mi hijo por ser negro”, dijo Rickli, quien junto a su esposa acusaron esta escena de racismo en un restaurante de alta gama en Brasil. Algo que los desilusiona como padres, pero que saben han tenido y tendrán que enfrentar varias veces.

La pareja explica que hablan mucho con su hijo sobre el racismo, pues entienden que erradicarlo es una “lucha larga y ardua”, que requiere fuerza y un proceso de compresión por parte de su pequeño.

Instagram @igorrickli

Una situación que no se aleja de la que vivió Aline, ya que también es negra. De hecho, cuando la pareja comenzó a salir, al actor le enviaron una serie de mensaje diciendo cosas como: “Vaya, podrías tener a cualquier mujer. ¿Por qué ella?”. Algo que se sumaba a las miradas de “condena” en la calle, según recalca ella.

La familia de tres está muy consciente de los desafíos que deben atravesar, pero no se quedan sin denunciar este tipo de situaciones.