Por Lucas Rodríguez
3 enero, 2020

Si el 14 de febrero se trata de comer chocolates junto a nuestra persona más querida, Lindt se trata de asegurarse que esa fecha sea inolvidable.

Varios de los festivos que vienen junto a cada año nuevo tienen una identidad particular. Navidad nos hace pensar en pavos rellenos y regalos para los miembros más jóvenes y mimados de nuestra familia, mientras que el año nuevo nos recuerda que es hora de dejarlo todo en una fiesta inolvidable. Al mismo tiempo, San Valentín es la fecha en que dedicamos toda nuestra atención a  esa persona tan especial, que decidimos convertirla en nuestra pareja. Qué mejor manera de demostrarle a esa persona todo lo que disfrutamos de su presencia, que compartiendo con ella una de las actividades que más disfrutamos haciendo en solitario, cuando nadie nos está viendo y podemos encerrarnos en la oscuridad de nuestra habitación, a dejar que la vergüenza nos recorra sin culpa. 

Unsplash

Estoy hablando de comer bombones de chocolate, por supuesto. Encender las papilas gustativas de nuestra pareja con un buen bombón rico y de fina factura puede que convertir ese 14 de febrero en algo completamente fuera de lo común. Por lo mismo, es muy importante saber elegir bien qué tipo de bombón será el adecuado para conseguir ese objetivo. 

Unsplash

No es que estemos aquí para hacer promoción de ningún tipo, pero hay pocas maneras más seguras de elegir el bombón correcto, que irse por una trufa Lindt. Famosos en todo el mundo por su alta factura en lo que ha chocolates se refiere, Lindt representa todo lo que necesitamos para hacer del 14 de febrero una fecha como ninguna otra.

Lindt

Aprovechando la fama mundial que ya tienen, Lindt se han dedicado a nada más que perfeccionar sus fórmulas. Uno de sus viejos clásicos, las trufas rellenas de crema de fresa, surge nuevamente para liderar las preferencias en este San Valentín. No sabemos sobre el resto, pero estamos seguros de cuál será nuestra elección para este momento. 

Lindt

La diferencia es que la variedad de este año, pretende inyectar un poco de sutileza y balance en las recetas de Lindt. Envés de un chocolate común y corriente para competir en dulzor con la fresa, los Strawberry Dark Chocolate Truffles de Lindt son en base a chocolate negro, ese con tanto cacao que ya pasa a ser un poco amargo. No se nos ocurre un complemento mejor a la dulzura de la crema de fresa que un chocolate que requiere un poco más de esfuerzo, pero que nos dará una recompensa mucho mayor.