Por Teresa Donoso
18 mayo, 2017

Pon atención: esto es lo que te hace consumir calorías extras.

Si eres de esas personas que sienten hambre todo el día independiente de toda la avena, fruta o sandwiches que coma, entonces presta atención, porque puede que tu cuerpo te esté alertando sobre algo muy importante. En particular, nos referimos a un nuevo estudio publicado en el journal Obesity Research and Clinical Practice que fue realizado por la Universidad Birzeit en Palestina.

Sus resultados harán que todo lo que creías sobre alimentación saludable cambie radicalmente.

En la investigación se determinó que lo que bebemos tiene un impacto directo sobre la producción de ghrelina, una hormona que regula el metabolismo y la sensación de hambre.

¿Cómo lo descubrieron?

Usando ratas de laboratorio, los investigadores utilizaron agua, agua con gas y refrescos gasificados en su versión normal y diet, para comprender cómo el consumo de estos líquidos afectaban el apetito y consumo de calorías de los animales. Lo que descubrieron fue que las ratas que bebían líquidos con gas sentían más hambre.

La explicación es sencilla: las burbujas que tanto amas son, en el fondo, dióxido de carbono y este compuesto tiene un impacto directo sobre la ghrelina y la sensación de hambre que sentimos. De esa forma, cuando las ratas bebían algo con gas, sentían más hambre y por lo tanto consumían más calorías.

Por supuesto que todos somos diferentes y lo anterior no significa que esto te vaya a pasar a ti, sin embargo, es bueno estar atentos y empezar a beber agua de la llave o té de hierbas en vez de tantas gaseosas.

¿Qué piensas tú?