Por Teresa Donoso
13 noviembre, 2017

Hasta los conocedores de comida se metieron a exigir que se detuvieran.

Si bien ya ha pasado algún tiempo desde este incidente definitivamente es imposible de olvidar. Eso se debe a que hace algunos meses el Twitter de la prestigiosa Guía Michelin (aquella que otorga estrellas y les da el estatus de restaurante de lujo a diferentes locales alrededor del mundo) publicara la siguiente fotografía, medio en broma medio en serio, pidiéndole a un distinguido restaurante que por favor se detuviera.

“Basta ya”.

Al parecer, el community manager de la cuenta inglesa ya había tenido bastante con todo este tema de los postres y comidas que son servidas en platos… originales.

La creación en cuestión es un postre servido por el chef Peter María Schnurr del restaurante Falco de Leipzig en Alemania, el cual ostenta dos estrellas de michelín.

En la ocasión, la guía comentó que el chef era uno de los más creativos de su país y que “la composición de sus platos no podía ser más armoniosa y sus presentaciones son un verdadero festín para los sentidos”.

Por supuesto que la gente no tardó en responder en redes sociales:

“No es ‘divertido’. No es ‘inteligente’. No evoca nada más aparte de curitas flotando en la piscina y arena en los pantalones”.

“¿Qué se supone que es esto?”

Y en caso que aún no creas que es verdad… lo es, una revista reportó al respecto:

“Una revista alemana escribió sobre este ‘postre’ del restaurante Falco, que tiene dos estrellas de michelín”.

¿Crees que el deseo de ser original ha llegado demasiado lejos? ¡Cuéntanos en los comentarios!