Por Javiera Oliden
8 Agosto, 2017

Trump se va a poner celoso.

Cansados de escuchar tanto sobre la muralla que quiere hacer Donald Trump, los cerveceros artesanales de BrewDog decidieron construir algo mejor y más productivo. Un bar, que esté justo en el borde entre Estados Unidos y México, invitando a la unión de los amantes de la cerveza independientemente de su nacionalidad.

Unplash

Como relatan en Munchies, todavía no está claro donde se construirá el bar, aunque se ha dicho que podría estar en algún lugar de la extensa frontera que comparte Chihuahua con los Estados Unidos. Lo que sí saben es que desean llamarla “The Bar on the Edge”, o el Bar en el Borde. Allí, planean servir cervezas de manufactura propia, además de pertenecientes a ambos países.

Wikipedia

Uno de sus fundadores, James Watts, explicó que su propósito es tanto un gesto de rebeldía como uno de unión:

“La cerveza es un lenguaje universal y tiene un legado que precede la creación de la mayoría de las naciones, por lo que queremos celebrar su capacidad de unir distintas culturas”.

Pexels

Y dice que, aunque están dispuestos a seguir todos los trámites legales necesarios, planean quedarse hasta que alguien los saque del lugar.

¿Qué te parece esta nueva iniciativa para el borde?