Por Luis Aranguren
16 octubre, 2019

A pesar de que el 80% de los alimentos en el mundo se produce en el campo, son la población más propensa a casos de desnutrición severa según la ONU.

Fuertes manos trabajadoras a diario se encargan de la producción de comida a nivel mundial, aunque todo quieran mecanizar, son los campesinos quienes cubren la mayor parte de la producción. El problema con esto es que mientras las ciudades botan alimentos en buen estado, quienes la producen suelen sufrir de hambre.

Esto según datos de la ONU, pues básicamente es su «trabajo» pero al ser países en vías de desarrollo adquirirlas es algo inaccesible.

La Nación

Según este estudio 1 de cada 9 personas no tiene suficiente comida, todo debido a un factor económico que se puede tildar de injusto. Muchos compran lo que no necesitan y eso representa una injusticia.

Es por esto que se han activado muchas campañas que busquen detener el desperdicio de alimentos, al comprar solo lo que se necesita baja la demanda y a largo plazo permite que otros puedan adquirirlo.

Banco de Alimentos Diakonia

Esta injusticia se ve de lo micro a lo macro, tal es el ejemplo de USA que a pesar de ser el país con más sobrepeso de América 37 millones de estadounidenses no tenían comida suficiente en 2018.

Según los datos en el mundo se produce comida suficiente para 10 mil millones de personas cuando solo habitan 7 mil 500 millones. Pero al parecer el proceso de repartir es un poco injusto, pues no llega a los lugares donde realmente se necesita.

RCM

Lamentablemente un tercio de la comida se desperdicia, debido a el mal transporte o almacenamiento en los hogares. Justo la cantidad necesaria para acabar con la hambruna mundial.

Es necesario que empecemos a realizar cambios, aunque se consideren pequeños a largo plazo serán representativos. Tan solo con recuperar el 25% de esa comida más de 870 millones de personas podrían tener sus tres comidas al día.

FAO

Otro gran problema es el cambio climático, las altas temperaturas están afectando la agricultura y directamente la economía de los campesinos quienes tienen dificultades con sus cosechas.

FAO

LA ONU se ha planteado el objetivo de que el mundo no sufra de hambre en el 2030, aunque saben que es todo un reto y contrario a lo que desean ha aumentado. Sin embargo no se rinden y piensan que con arduo trabajo y creando conciencia, ese proceso se puede revertir.

Common Dreams

Es cuestión de conciencia y de que cada persona aporte un grano de arena, el mundo y sus habitantes se lo agradecerán.