Por Lucas Rodríguez
29 mayo, 2019

Aun así, algunas personas siguen pensando que son solo esa flor entretenida para soplar al viento.

Algunas de las propiedades de los dientes de león: Vitaminas A y C, potasio, fierro, fibra, calcio, zinc, magnesio, zinc y fósforo, además de minerales como Vitamina K y D y más potasio que la espinaca. Sí, la misma plantita que aparece sin que nadie la llame y que sirve para entretener a tus hijos por un par de minutos con eso de que pidan un deseo y después soplen la flor hacia el viento.

Pixabay

Los efectos medicinales de los dientes de león son conocidos por mucha gente, pero por alguna manera, siguen sin ser restituidos al mismo nivel que la meta o el boldo en el panteón de las plantas medicinales. Esta planta puede ayudar con la digestión, limpia el hígado y ayuda a controlar el colesterol. 

Pixabay

Además de esto, los dientes de león también tienen efectos no solo para cuando ya has caído enfermo. Entre sus efectos preventivos, está que ayudan a fortalecer los huesos: tienen una cantidad de calcio que incluso supera  a la de un ingrediente que es casi sinónimo con el calcio, la leche. También pueden disminuir la inflamación corporal. 

Healthy Food House

Las maneras de consumir los dientes de león son varias, todas bastante normales. El método más común es hervirlos y servirlos en agua caliente para que se conviertan en un té. También hay gente que los consume como vienen, luego de un breve lavado para quitar la tierra y el polvo que juntaron mientras crecían en el exterior. 

Pixabay

Habrá que empezar a mirar con más respeto hacia nuestro patio.