Por Camila Cáceres
19 octubre, 2017

¡¿De Wasabi?!

El chef Yasuma Takagi, uno de los mejores pasteleros de Japón, tiene un encargo para el que está mezclando una delicada capa de chocolate blanco recién hecho con frambuesas frescas. No es para un particular cliente de paladar fino o con el afán de inventar un exquisito postre nuevo, no.

Es un KitKat.

Para la mayoría de la gente, los KitKat son pequeños snacks hechos de oblea y chocolate

kitkat2
CNN.com

Pero en Japón, la creatividad se dio un gusto.

CNN.com

Yasuma Takagi está trabajando en versiones gourmet para acompañar los extraños sabores ya disponibles en el mercado japonés que a nosotros no pueden sino parecernos bizarros:

Wasabi, vinagre y limón, budín de calabaza, té verde o frijol adzuki, por poner sólo unos cuantos ejemplos. Ha pasado mucho tiempo desde el humilde origen de los KitKats en Inglaterra cerca de 1930. Eran de hecho sólo conocidos en su natal ciudad de York hasta que la receta fue comprada por Nestlé en los 80.

CNN.com

¿Pero por qué Japón?

El mercado japonés es particularmente rico en lo que ha variedad se refiere. ¿Qué le llamó la atención de un simple chocolate? Fue una combinación del talento de un excelente equipo de marketing y simple suerte.

CNN.com

Resulta que KitKat en japonés suena muy similar a “kito kato”, o “victoria segura”.

Es una frase que le dicen a los estudiantes por dar exámenes, particularmente los universitarios. Al poco tiempo de llegar a Japón, padres comenzaron a regalar KitKats a sus hijos y los alumnos procedieron a compartirlos con mensajes entre sus amigos — y no sólo alrededor de época de exámenes.

Ryoji Maki, el manager de marketing de KitKat en Japón, dijo a CNN que simplemente aprovecharon los particulares hábitos culinarios de Japón, donde aprecian en particular los productos regionales y de temporada. Pero no fue hasta alrededor del año 2000 que KitKat en Japón comenzó su increíble expansión de sabores. Los consumidores en Japón aprecian variedad y novedad tanto como aprecian las tradiciones.

De acuerdo a Maki, unos 2000 nuevos productos de confitería son lanzados cada año en Japón, así que ofrecer sólo variedades de chocolate no es suficiente.

CNN.com

Hasta la fecha, han lanzado al mercado 300 sabores de KitKat diferentes.

Los ingredientes son recolectados de las diferentes regiones del país, usualmente producido y vendido para que coincida con las temporadas en cajas de KitKat minas de edición limitada. La prefectura de Shizuoka provee el Wasabi. De Okinawa salen las papas moradas y el té verde. Otros sabores atípicos son Sakura (flor de cerezo) y Sake (sin alcohol).

KitKat.com

Algunos productos basados en KitKats incluyen confecciones dulces como cheesecake, pero llegan hasta las pizzas de KitKat y “barras para hornear”, diseñadas para ser calentadas antes de comerse.

CNN.com
CNN.com

Unos cuatro millones de KitKat minis (una versión pequeña de dos barras) salen de las fábricas a diario. Eso suma 1.5 billones al año.

Y no para con eso. Aquí es donde re-aparece el Chef Takagi, quien rechazó la oferta de trabajar con KitKat al principio porque pensaba que no podría crear chocolates libremente y sólo después de una década de negociaciones, ahora produce una edición limitada de KitKats de alta calidad. Están a la venta sólo en su tienda y en ocho tiendas departamentales de lujo de Japón en concesionarios de KitKat llamados “Chocolatory”El primero se abrió en enero del 2014 y las barras exclusivas del Chef Takagi se vendieron en horasDesde entonces ha experimentado con sabores y creado nuevos productos, desde la barra Sublime hasta sabores “especiales” de mini que incluyen fruta o infusiones de té.

kitkat
CNN.com

Cajas de regalo con ediciones limitadas están a la venta en algunas de las más grandes estaciones de trenes y aeropuertos.

No hay planes concretos para exportar, pero si Takagi es capaz de convencer a un gigante global operando en uno de los mercados más competitivos del mundo a cambiar su enfoque, no se puede negar la posibilidad.

¿Qué sabor de KitKat te gustaría probar?