Por Lucas Rodríguez
6 enero, 2020

La textura del yogurt junto con el placer de unos Skittles. Algunas mezclas nacieron para llegar a nuestras bocas.

El mundo de los dulces es uno cuya existencia nunca debería dejarnos de sorprendernos. Con el mundo como se encuentra el día de hoy, que exista comida pensada solamente para excitar nuestras papfilas gustativas, parece algo sacado de una fantasía. Los doctores y especialistas en nutrición ya tienen bastante claro qué es lo que nos deben recetar para que tengamos una buena alimentación, la que a su vez se traducirá en una buen rendimiento en nuestra vida, así como llegar a vivir todos los años que nuestro cuerpo sea capaz de darnos. Con eso en mente, ¿qué sentido tiene que aun exista un producto que no tiene ningún beneficio directo para nuestra salud, aparte de hacernos pasar un breve momento de éxtasis?

La respuesta a esta duda puede ser reducida en un solo producto: Skittles. El hecho de que su envase ni siquiera haga el esfuerzo por decirnos a qué fruta o parte de la naturaleza saben, nos prueba que este no es un producto que se ande con cuentos. Su sabor es el arcoíris, y con esto ellos están satisfechos, al igual que lo estamos nosotros. 

@skittles

Pero incluso las mejores cosas del mundo pueden llegar a parecernos aburridos si no cambian de vez en cuando. Por eso es que Skittles decidió que le daría una nueva identidad a su producto. Así fue como nacieron los Skittles Dips. Su novedad es que vienen cubiertos de una crema sabor yogurt (yogurt arcoíris, claro está).

@markiedevo

La llegada de esta nueva variedad fue anunciada por el Facebook de Skittles. La fecha oficial de llegada al mundo es el 2020. No sabemos exactamente a qué fecha se refiere con esto. Solo que no podemos esperar a que sea un hecho consumado. Un sabor a yogurt puede que sea lo único que se nos ocurre como una manera de mejorar los mismísimos Skittles, ya muy cercanos a la perfección. 

@instafoodietwins

Originalmente, estos Skittles Dips, más conocidos como Skittles yogurt, debutaron en el Reino Unido. Pero al contrario que las tendencias políticas de ese país, decidieron que sus próximos pasos serían abrirse al resto de los mercados internacionales. Ya fueron confirmados para los Estados Unidos, por lo que debería ser solo cosa de tiempo antes de que los comencemos a avistar en os supermercados o cualquier otro lugar donde se compran los dulces en Latinoamérica. 

@instafoodietwins

No podemos esperar al momento en que se encuentren en nuestras manos.