Por Lucas Rodríguez
20 noviembre, 2019

Los plásticos negros son los más contaminantes de todos. Los supermercados los usan en exceso. El cambio ha llegado.

A estas alturas de la historia del mundo, nadie va a poner en dudas que los plásticos son uno de los materiales más contaminantes que existen. Su incapacidad para disolverse con facilidad los convierte en un peligro para la vida animal, además de un daño enorme para la regeneración de la vida vegetal. No hay para qué mencionar la conexión que hay entre estos dos reinos y la vida de nosotros, las personas. El medioambiente es un sistema conectado: lo que le ocurra a un reino, afectará más temprano que tarde a los demás (salvo las personas… la verdad es que somos un poco una plaga).

Nosotros hemos sido quienes más daño le hemos hecho al mundo, por lo que nos corresponde tomar medidas que estén a la altura de la contaminación que hemos lanzado al mundo sin pensar en sus consecuencias. Controlar la polución de la fábricas es más complejos. Pero bajar el nivel de uso y desecho de plásticos que tenemos, es un muy buen comienzo.

Pixabay

Es cierto que toda colaboración es bienvenida, pero la verdad es que el aporte que cada persona puede realizar, es mínimo. Es la decisión de los grandes dueños de empresas y fábricas las que a fin de cuentas harán la diferencia. Por eso es que noticias como que varias cadenas de supermercados en el Reino Unido se están comprometiendo a dejar de usar plásticos negros, es una maravillosa iniciativa.

Pixabay

Ya se sabía que Lidl fue el primer supermercado en hacer esta promesa, forzando indirectamente a que el resto siga su ejemplo, o corra el riesgo de quedarse atrás en los tiempos que corren. Ahora Sainsbury’s se ha sumado al desafío. Poco después, Asda, Tesco y Waitrose habían seguido el ejemplo. Es solo cosa de tiempo antes que el resto de sus congéneres a lo largo del mundo los imiten. Así es como funcionan las cosas hoy en día: nadie quiere ser el que señalen como culpable de no estar poniendo de su parte para prevenir una catastrófico futuro para nuestro mundo. 

PA

La iniciativa es realmente un gran ejemplo. Debido a que es un polímero formado por petróleo y otros elementos químicos muy procesados, el plástico se demora varios cientos de años en degradarse. En ese tiempo, pueden entrar en las branquias de un pez y causarle la muerte. No es necesario que te digamos en el plata de quienes puede terminar luego ese pez…