Por Florencia Lara
3 junio, 2022

Los habitantes de Desterro do Melo tienen excelentes frutas y verduras, las que decidieron dar de manera gratuita a todo aquel conductor agotado que pasara por la carretera afuera de su pueblo.

Manejar durante largas horas por la carretera, suele traer cansancio y agotamiento tanto mental como físico. Es por la misma razón, que los conductores se obligan a hacer pequeñas paradas y así recuperar energía para continuar su camino. Pero, quien se detenga en Minas Gerais, Brasil, encontrará más que solamente descanso: Hallará hospitalidad.

Instagram: @refazendarioxopoto

Desterro do Melo, un pequeño pueblo totalmente rural de 3 mil habitantes ubicado en la provincia de Minas Gerais, Brasil, se destaca por ser una zona de alta vegetación, personas amigables y excelentes frutas y verduras debido a su clima. Los pobladores del lugar quisieron hacer buen uso del alimento que crece en sus tierras y donarlo a los conductores que pasan fuera del lugar.

Como muchos otros pueblos, justo por fuera de Desterro do Melo, pasa una angosta carretera donde los conductores manejan horas y horas resultando muchas veces agotadas por tanto tiempo tras el volante. Por la misma razón, los lugareños del pueblo decidieron poner un puesto con fruta fresca para aquellas personas.

Instagram: @refazendarioxopoto

Entre distintas personas del lugar, se turnan para cuidar el puesto de gigantes y dulces naranjas de cosecha propia. Ahí esperan pacientemente a que un conductor pase, se detenga y pueda llevarse frutas de manera totalmente gratuita, para así recobrar fuerzas y seguir la ruta.

Increíblemente el gesto no solo es realizado por los antiguos habitantes de Desterro do Melo, sino también por las visitas que recibe cada cierto tiempo. El pueblo hace unos meses ha optado por abrir sus puertas a turistas quienes se quieran quedar una larga temporada en la zona.

Instagram: @refazendarioxopoto

La invitación a los forasteros es que conozcan el pequeño poblado, y aprender a cosechar todas las frutas y verduras que generosamente les da la tierra, para vivir de la naturaleza.

Esos mismos turistas son los que también esperan día tras día en el puesto de naranjas para esperar conductores y ofrecerles naranjas de regalo para su viaje.

Instagram: @refazendarioxopoto

El gesto de los pobladores de Desterro do Melo fue ampliamente aplaudido en redes sociales, por demostrar que no todo acto tiene un interés de por medio. A veces es solo por ayudar al prójimo.