La actriz australiana de 32 años explicó que tras tomarse los shots “me quité la ropa e hice la escena”. Eso le ayudó a ganar un poco de confianza para compartir pantalla desnuda con el atractivo y famosísimo Leonardo DiCaprio.

Todos tenemos nuestras propias recetas para los nervios o la ansiedad, respirar profundo, contar hasta 10, decir el alfabeto al revés, o también otra muy común: el alcohol. Para la actriz australiana Margot Robbie, esta última técnica pareció funcionarle de maravilla.

Getty Images

La actriz de 32 años no era muy conocida hasta antes de “El lobo de Wall Street“, película con la cual saltó al estrellato tanto por la calidad de su actuación como también por su deslumbrante belleza. Pero la mujer no descansó allí, siguió trabajando duro para conseguir papeles cada vez más protagónicos hasta llegar a uno por el cual ganó muchísima notoriedad: Harley Quinn.

Además de actuar, la australiana también ha dado el salto hacia la producción. Debutó por primera vez en ese trabajo en la película “I, Tonya”, pero no fue hasta que produjo “Birds of Prey” que comenzó a ser aclamada por su trabajo como productora. En ella nuevamente interpretó a Harley Quinn, donde obtuvo críticas positivas tanto para su actuación como también para el rol que jugó en la producción de dicha película.

DC Films

Volviendo al “Lobo de Wall Street”, película estrenada en el año 2013, Margot cuenta que estaba muy nerviosa para una escena en concreto, una de las primeras que rodó. En ella su personaje aparecía completamente desnuda, y la actriz insistió en rodarla sin nada de ropa, a pesar de que le ofrecieron hacerla con una bata. Pero Robbie sintió que su personaje no sentiría vergüenza por estar desnuda ante mucha gente, por lo que quiso mantener esa autenticidad.

Paramount Pictures

Sin embargo, no por tener esa convicción dejó de estar nerviosa. Al respecto recuerda haber estado temblando tanto que llegó a pensar que no iba a poder hacerlo, hasta que alguien del equipo pudo ver su ansiedad y le ofreció una solución: tequila. “Me tomé tres chupitos de tequila y luego me quité la ropa e hice la escena, y estuve bien. Me ayudó a que no me temblaran las manos y me dio un poco de confianza“.

Así fue como Margot Robbie logró realizar la controvertida escena con nada menos que Leonardo DiCaprio. Por si no fuera poco estar desnuda, también debía compartir pantalla con uno de los actores más aclamados hoy en día. Así que ya saben, si alguna vez deben grabar una escena desnudos con DiCaprio, no se olviden de llevar tequila.