Por Florencia Lara
27 abril, 2022

El mayor deseo de Gui era comer en uno de los restaurantes de la cadena estadounidense, pero su alergia no le permitía ir. Por lo que la manager del local desinfectó el lugar para que el pequeño pudiese disfrutar.

Para muchos niños comer en McDonald’s no solo significa poder disfrutar de una rica cena con papas fritas y hamburguesas, sino que a la vez la cadena de comida rápida representa diversión y entretención para los más pequeños. Por desgracia, Guilherme no podía vivir esta experiencia como los demás por una particular alergia que padece.

Instagram: @alergiaallatex

Cuando Guilherme Tomasetto, de solo 11 años, tuvo que ir a cirugía por un problema menor, su madre, Cibelle, jamás pensó que significaría casi perder para siempre a su hijo. Resulta que, durante la operación, el cuerpo de Gui, como le dicen cariñosamente, tuvo una reacción alérgica a los guantes de látex, dejándolo entre la vida o la muerte.

Desde ese día, el pequeño oriundo de Brasil, debió suprimir cualquier contacto con látex. Incluso en la escuela, debe ocupar pegamentos especiales para trabajar.

Gui, como muchos pequeños, es fiel fanático de McDonald’s. Pero, su alergia al látex, no lo dejaba asistir presencialmente a los locales de comida rápida, ya que en el interior está lleno de globos decorando el lugar. Con solo la explosión de uno que cayera sobre el niño, podría poner toda su vida en peligro.

Instagram: @alergiaallatex

La madre de Gui, sabía que era el sueño de su hijo disfrutar una hamburguesa dentro de un restaurante de McDonald’s, por lo que decidió escribir a la manager de uno de los locales, contando su situación. La respuesta que recibió jamás la esperó.

El restaurante, amablemente retiró los globos de su interior e incluso desinfectó el lugar para poder recibir al hijo de Cibelle sin que este corriera riesgos. Incluso durante su visita, el pequeño pudo hacer su propio helado, recorrer las cocinas, le obsequiaron un gorro y una placa.

“No pensé que harían todo esto. El cuidado y el amor eran increíbles. Ningún otro lugar hace eso. Siempre te aconsejan que dejes al niño fuera”.

Cibelle a Razoes para Acreditar.

Instagram: @alergiaallatex

La gerente del lugar, le ofreció a Gui y a su madre que llamen antes de ir, así ellos desinfectaban el restaurante, antes de la llegada del pequeño, para que pueda disfrutar de su hamburguesa al interior del local cada vez que quiera.

Instagram: @alergiaallatex

Cibelle actualmente lanzó una campaña de recaudación de fondos, para someter a Gui a un tratamiento para aliviar su alergia, el cual tiene un valor de 150 mil dólares.