Por Leonardo Granadillo
3 octubre, 2019

Los desechos ahora serán transformados en portavasos. Borrarán la huella ambiental que deja su plástico de un sólo uso 🌎👏

Todos sabemos que el daño que han realizado las grandes empresa a través de los años no se puede remediar ni tapar con un dedo. No es aplaudible que tanto tiempo después es que empecemos a ver algunos cambios que han debido aparecer hace tanto rato, considerando lo que genera una empresa como McDonald’s.

No obstante, el planeta lo necesita y no es momento de culpar sino de buscar solucionar. Es por ello que la famosa cadena de hamburguesas ha creado unas nuevas máquinas con las cuales pretenden reducir los 70 millones de envases de bebidas que ellos generan, y terminan en vertederos.

McDonald’s

El proyecto ha iniciado en Nueva Zelanda, un país donde 300 millones de envases de bebidas terminan dejando una huella ambiental imborrable. Los primeros restaurantes en contar con estos recipientes en el país neozelandés son Greenlane, Manukau City, Botany, Māngere, Otara y Otahuhu.

«Podemos usar nuestra escala para ayudar a impulsar cambios positivos y desarrollar capacidades e infraestructura. Tenemos restaurantes visibles y bien ubicados en todo el país que pueden proporcionar un punto de recolección conveniente para artículos de un solo uso como tazas».

Dave Howse (director general de McDonald’s Nueva Zelanda) a NZHerald

McDonald’s

El proceso consiste en depositar los envases en las máquinas separando el recipiente de la tapa y botando el líquido restante en otro dispositivo. Después de ser triturado, esto será utilizado para crear nuevos portavasos y las bandejas de huevo de McDonald’s.

La iniciativa va de la mano con el objetivo de McDonald’s para 2025 de convertir su empresa en una 100% a base de fuentes renovables, recicladas o certificadas. Ya se ha visto cómo han cambiado los envases del McFlurry por ejemplo, o como en Reino Unido se están probando pajitas a base de fibra, este es el camino.

Getty Images