Por Lucas Rodríguez
28 julio, 2020

Contando con un recubrimiento de fotovoltaícos, el restaurante no produce emisiones de carbono hacia el ambiente. El futuro ha llegado y se disfruta junto a una hamburguesa.

Seamos honestos: la principal razón por la que la lucha contra el calentamiento global y la emisión de gases tóxicos es tan difícil de llevar a cabo, es porque es inconveniente. Nadie nos ha tocado la puerta para pedirnos que vayamos con ellos a altamar, equipados con una red, para captar bolsas o restos plásticos del océano. Lo único que se nos pide, es que intentemos reciclar todo lo que se puede y no botar los desechos directamente al ambiente. 

@onyxsolar

El problema es que suena más fácil de lo que realmente es. A veces no tenemos el tiempo para lavar varias veces una botella, o estamos de demasiado mal ánimo como para recortar la tapa plástica de una caja de leche. Es una pequeña acción, pero si hoy en día con suerte nos podemos molestar para ponernos pantalones, es difícil que nos convenzan de modificar nuestros hábitos cotidianos. 

@onyxsolar

Una de las maneras en las que sí podríamos estar más comprometidos a lograrlo, es si pudiéramos ver que todo en nuestro alrededor va en esas direcciones. Si los edificios se llenaran de plantas en alturas, o las calles tuvieran botes de basura en reciclaje en cada esquina, quizás nuestras costumbres cambiarían junto a ellos. 

@onyxsolar

Eso es a lo que apuestan empresas como OnyxSolar. Se trata de una empresa española, dedicada a la instalación de paneles solares y otros sistemas similares de vidrios o artefactos de cero emisiones.

@onyxsolar

Ya han realizado varias instalaciones de lo más notables en varios rincones del mundo, pero hasta el momento, nunca en un lugar donde pudieran estar tan a vista y paciencia del público como lo puede ser un McDonalds. 

@onyxsolar

Usando un restaurante ubicado en Orlando, Florida, la marca cambió todos los vidrios de sus paredes, por paneles fotovoltaicos, aliados con vidrio. Esto va de la mano con jardines interiores, que no solo decoran, sino que además sirven para captar las emisiones de CO2 del local.

@onyxsolar

De esta manera, lo que se consiguió es un McDonald’s cero emisiones, que no solo consigue su energía del sol (y de eso, Florida tiene bastante) sino que además, absorbe sus propias emisiones. Es un concepto revolucionario, lo que se ha convertido un poco en la marca de fábrica de Onyx. 

@onyxsolar

Como decíamos antes, liderar con el ejemplo sin dudas que es lo más efectivo. Ahora, si además ese ejemplo lleva asociado una Big Mac, por supuesto que prestaremos muchísima más atención.