Por Lucas Rodríguez
30 diciembre, 2020

Devon no tiene la capacidad de hablar, pero es el mejor en retratar la M de McDonald’s. Para reconocer su lealtad, hicieron de su Navidad una fecha inolvidable.

La vida para un chico que sufre de una discapacidad cognitiva puede ser una experiencia muy distinta a la que vivimos el resto de nosotros. Dependiendo de qué tan severo sea el grado de la enfermedad, podemos estar hablando de un impedimento para la vida bastante grave, como algo que puede obligarlos a tener un destino distinto al que podrían desear. 

WJHG

Aun así, muchos chicos consiguen encontrar el placer de la vida en cosas en las que el resto con suerte reparamos en nuestros ajetreados días. En el caso de Devon, un chico autista de 15 años, oriundo de Panama City, Florida, fue el arco de McDonald’s lo que le dio la inspiración para llevar sus días adelante. 

WJHG

Devon disfruta realizando retratos del mítico arco dentro de su hogar. Los hace con lápices, temperas, acuarelas o lo que sea que consigue tener a mano. Sus retratos ya se volvieron tan conocidos en su comunidad, que los mismos directores del McDonald’s local decidieron que querían conocer a este artista que no dejaba de dedicarles su obra. 

WJHG

Para seguir estrechando su relación con Devon, los gerentes del McDonald’s local decidieron enviarle un regalo como nunca lo habían hecho, todos inspirado por el espíritu de la Navidad. 

WJHG

El primer componente de este regalo, fueron unos preciosos arcos dorados de McDonald’s, que el chico podrá utilizar para inspirarse en sus pinturas. Además de esto, le enviaron una teñida roja, exclusiva para quienes trabajan en el restaurant de comida rápida. 

WJHG

Devon se dio por pagado con estos regalos, pero McDonald’s estaba recién comenzando. Para colaborar con su movilización, así como ayudar un poco a sus padres, la marca de hamburguesas también le regaló un auto nuevo, algo que no les pudo haber llegado en mejor momento: los padres de Devon se habían quedado sin vehículo hace un par de meses, por lo que tenían que pedir aventones si lo que buscaban era llevar a su hijo a los lugares que quería visitar o sus sesiones de terapia:

“Cuando oímos la historia de Devon y su amor por los arcos dorados, supimos que debíamos hacer algo especial por él y su familia.”

–Tracy Johnstone, operadora de McDonald’s en Panama City, para WJHG

McDonald’s demostraron que para ellos, no es solo una cosa de negocios. Dado que se han esparcido por todo el planeta, los distintos locales han tomado parte de la identidad local.