Por Catalina Maldonado
29 abril, 2021

Muy humilde y sin recurrir al clásico “¿no sabes quién soy?”, Adam Sandler se retiró de un restaurante luego de que la mesera le dijera que había 30 minutos de espera. Solo gracias a las cámaras de seguridad, notaron que se trataba del reconocido actor.

Sabemos que los famosos tienen muchos beneficios solo por el hecho de serlo, ¿no? Por ejemplo, llegar a lugares sin avisar, adelantarse a las colas, acudir sin reservas e incluso conseguir la mejor mesa, sin embargo, cuando no te reconocen, todo puede ser al revés.

Eso le ocurrió a Adam Sandler recientemente, cuando una mesera de un restaurante en Estados Unidos no reconoció al actor mientras esperaba por una mesa. Ella simplemente, como a cualquier otro cliente, le advirtió que tendría que esperar 30 minutos por una mesa. 

Universal Pictures

El momento fue compartido por la propia trabajadora del restaurante IHOP, a través de su cuenta de TikTok, quien solo luego de revisar las cámaras de seguridad del local, se dio cuenta de que era Adam Sandler quien había esperado por una mesa y luego decidió marcharse. 

La chica identificada como Dayanna Rodas, aparece en el video explicándole a Sandler —quien lleva una mascarilla— que debía esperar para poder sentarse. Sin embargo, sin recurrir al “¿sabes quién soy?”, el actor se marchó cortésmente.

TikTok @dayanna.rodas

Dayanna se sintió tan avergonzada al descubrir que se trataba del reconocido actor de Hollywood, que decidió armar este video en Tiktok con ella apareciendo con rostro de payaso primer momento, y luego enseñando las imágenes. 

Desde entonces, el video ha sido visto más de 8.1 millones de veces, y muchos elogian a la estrella de “Uncut Gems” por su actitud. “Al menos no usó su fama para apresurar nada, se fue como lo haría una persona normal”, escribió un usuario.

Otro comentó: “El hecho de que pudiera haber dicho … Soy Adam Sandler y no lo hizo es increíble, la mayoría de las celebridades usarían su estatus para conseguir lugares”. Incluso, otra usuaria dijo que el actor vive en su barrio y frecuenta restaurantes locales como cualquiera: “Tiene los pies sobre la tierra”, escribió. 

Más allá de que Adam Sandler no haya podido conseguir una mesa en un restaurante, ganó el cariño de tantas personas que alaban su eterna humildad, carisma y buena actitud pese a ser una estrella tan reconocida. 

¡Bien ahí Adam!