Por Luis Aranguren
9 mayo, 2019

Afirma que la dieta vegana destruyó su sistema inmunológico y ahora que come solamente “los músculos y órganos de animales que cruelmente pierden la vida”, ha recuperado todas las energías que no tuvo antes.

Desde los 18 años, Nicole Carter siguió una dieta estrictamente vegana, eliminó las carnes, el azúcar e inclusive no bebió ni una gota de alcohol durante todo ese tiempo, pero conforme pasaban los años su cuerpo estaba débil y su sistema inmunológico “en ruinas”. Sin encontrar la causa, se las atribuyo a su dieta y con cuarenta y cuatro años decidió una dieta puramente cárnica.

El 2012 fue el peor momento para su condición de salud, pues se le diagnosticó colitis ulcerosa y no encontraba remedio alguno que aliviara su molestia. En ese momento decidió intentar una dieta en la que comía exclusivamente carnes y ocasionalmente la acompañaba de alguna otra proteína.

healthy_with_nicole

Después de un tiempo comiendo así, la vida de Nicole cambió y asegura que ahora está más saludable y con un buen estado de ánimo. Mantiene una figura saludable, que le agradece a la gran cantidad de carnes rojas que en ocasiones acompaña con huevos, tocinos o lácteos.

healthy_with_nicole

Aunque lo más recomendable siempre ha sido tener una dieta balanceada, en la que podamos disfrutar en forma “justa” de todas las bondades que los lácteos, fibras, proteínas, y frutos tienen para nosotros. Nicole no lo ve así, ella asegura que una vez encontró la dieta carnívora de Amber O´Hearn, quien es una investigadora de dietas, su vida cambió para bien y su colitis ulcerosa comenzó a desaparecer.

https://www.instagram.com/p/BwPZkTPApDj/

“Tuve un crecimiento excesivo de candida, pérdida de cabello, dolor en las articulaciones, fatiga e insomnio. Mis análisis de sangre mostraron niveles casi inexistentes de hierro y vitamina D. Mis hormonas eran bajas y mis hormonas tiroideas eran bajas a pesar de los suplementos naturales “

-Nicole Carter

healthy_with_nicole

Asegura que su cuerpo ahora absorbe mucho mejor los nutrientes, pues los bionutrientes de las carnes se insertan mejor en el cuerpo humano, a diferencia de los que tienen las plantas los cuales están unidos por oxalatos y fitatos y además contienen fibras, a las que acusa de ser “destructivas para el intestino humano”.

 

Aseguró que sus 44 años se encuentre mucho mejor y aunque las personas crean que la carne causa cáncer, sube los triglicéridos y contiene colesterol “malo”, ella es la prueba de que nada de eso puede ser cierto.