Por Lucas Rodríguez
7 septiembre, 2020

Con una caja como esta, tendremos un chocolate para cada día del mes… o 32 para devorar en un glorioso día de glotonería.

Incluso la persona más optimista de todas, que además haya conseguido aprovechar la cuarentena no solo manteniendo su empleo y hogar, sino que además componiendo una sinfonía y ejercitándose hasta conseguir un físico ejemplar, no sería capaz de señalar al 2020 como un gran año. Como comienzo de la segunda década de este siglo, este año dejó bastante que desear. Lo único bueno que podemos decir al respecto, es que comenzando el noveno mes, ya nos acercamos al final de este funesto año. 

@lindtuk

Pero que no haya sido el mejor de los años, no quiere decir que no haya tenido sus pequeños destellos de positividad. Si nos dedicamos a buscar un poco más profundo, ignorar la información que está a primera vista, puede que demos con más de una sorpresa. Claro está que no conseguirán inclinar la balanza lejos de todo lo que apestó este 2020, pero al menos volverán menos drástica la diferencia. 

@lindtuk

En ese sentido, venimos a ofrecer una que puede que incline bastante el peso de esa balanza hipotética de buen año vs. mal año. Y no lo decimos solo porque es una enorme caja de lata, que una vez vacía, puede servir para guardar toda clase de utensilios. Sino que también, porque viene rellena con la variedad más maravillosa de bombones, trufas y chocolates finos. 

@lindtuk

Lindt, la legendaria chocolatería, suiza, anunció hace poco el lanzamiento de un verdadero regalo de los cielos. Se trata de una caja de lata rellena con 32 bombones de chocolate distintos. Estos incluyen chocolate de leche, blanco y extra oscuro, así como chocolate blanco de leche, avellanas y una variedad nueva, el caramelo salado. 

@lindtuk

Para empezar, este maravilloso regalo fue anunciado en el Reino Unido, un lugar que no solo disfruta mucho de estos chocolates, sino que además está un poco más cerca de Suiza que nuestro sector de Latinoamérica. 

@lindtuk

Pero esto no significa que no los vayamos a ver por acá. En estos páramos también somos fanáticos del chocolate de mejor calidad, aun mejor si cuenta con la factura de los alpes. Tendremos que estar atentos a nuestros supermercados y tiendas especializadas más cercanas. Más que saber si llega o no, lo peligroso es descubrir que tan rápido se agotarán. 

@lindtuk

Por mientras, podemos soñar con ellos. Ya el solo hecho de que esto nos haya inspirado sueños de esta clase, es suficiente para señalar que este año no ha estado del todo, horrible.