Por Camilo Morales
21 enero, 2021

Savitri recorre 10 kilómetros cada día para sacar la savia conocida como “toddy” y poder comercializarla. Es viuda y su hija nació con complicaciones médicas.

Hay trabajos que se escapan de ser tradicionales o típicos, y el caso de una mujer de India, llamada Savitri, llama la atención. Esto porque la mujer de 33 años se dedica a trepar palmeras de nueve metros de altura para poder extraer una bebida alcohólica conocida como vino de palma o “toddy”. 

Según informó News 18, la mujer del estado de Telangana en India, ha trepado todos los días las palmeras para extraer el “toddy” desde que su esposo murió en 2016. De esta forma, Savitri se gana la vida para poder mantener a su familia cada fin de mes.

News 18

El “toddy” o vino de palma se forma a partir de las savias de la palmera. Es muy dulce y necesita fermentación para que se transforme en una bebida alcohólica. Generalmente su venta está a cargo de pequeños productores locales, por lo que las palmeras pueden preservarse y no desaparecer.

De esta forma, Savitri puede hacerle frente al día a día, viajando 10 kilómetros para trabajar. Según contó, cuando su esposo quien también se dedicaba a extraer vino de palma, Said Goud, murió de un paro cardíaco, ella estaba embarazada de cuatro meses. Sin embargo, ese bebé nació con algunos problemas de salud.

News 18

Savitri dijo a News 18 que “Dios nos castigó. Primero se llevaron a mi esposo, luego nació mi hijo con necesidades médicas. Tuve que recaudar dinero para cuidarla“. Es por esa razón que ella continuó la senda de su fallecido esposo y se dedicó a extraer “toddy”. “Conseguí otras oportunidades de trabajo pero las rechacé. Quería convertirme en un toddy tapper“, dijo.

News 18

A pesar de que al comienzo tuvo problemas con la licencia para ejercer su trabajo, cuenta que “mi determinación y compromiso, me dieron la licencia“. Es por eso que ahora puede ayudar a su hija con necesidades médicas, realizando un oficio que, tal como cuenta “me recuerda a mí ya mi familia a mi esposo“.