Por Luis Aranguren
5 noviembre, 2021

Las cámaras de seguridad captaron que más pudo el hambre que el temor. Perdió su celular y a su pareja, no dejaría también su comida.

Dicen que en los momentos más difíciles o determinantes, es donde conocemos el verdadero rostro de las personas, pues la ocasión no les permite seguir aparentando. Y bueno, tendiendo esto en cuenta, son esas ocasiones en la que podemos determinar si quisiéramos seguir compartiendo con ellos.

Pues parece que una mujer descubrió durante una cita, que no estaba con el hombre indicado, pues la dejó sola en medio del peligro.

Youtube / Metrópoles

Durante lo que era una cena normal, se acercan dos asaltantes en motocicleta y abordan a todos en el restaurante para quitarle sus pertenencias. La mujer no logra percatarse al comienzo, pero su pareja sí y cuando ve la oportunidad de huir, sale corriendo y deja atrás a su invitada.

Lo cierto es que los bandidos continúan quitando las pertenencias a todos los que se encuentran en el lugar y la mujer ni se inmuta, sigue comiendo de su platillo.

Youtube / Metrópoles

Tal vez la decepción de ver que “su hombre” se había ido, le había molestado suficiente como para querer correr también del lugar. Lo cierto, es que sin que se lo pidan, entrega su celular a los ladrones y bueno, sigue probando el bocado de su comida.

En todo el robo, nunca paró de comer, tal vez al ver que le habían quitado todo, no quería perder lo único que le quedaba en la mesa.

Youtube / Metrópoles

A decir verdad, los trozos de pizza de veían grande y deliciosos, es normal que siguiera comiendo con total tranquilidad ante el peligro. Podríamos decir que su forma de actuar fue la correcta, mantuvo la calma todo el tiempo y salió ilesa del peligro.

Lo mismo no podemos decir de su pareja, quien además de dejarla sola, salió corriendo y esto podría haber incentivado a los malhechores a usar sus armas de fuego.

Youtube / Metrópoles

Por fortuna, todos salieron ilesos y aunque perdieron sus pertenencias, conservan la vida que es lo más importante en realidad. Esperemos que la policía pueda identificar a los ladrones y hacer justicia, nadie debería pasar por esta situación, mucho menos al comer.

No todos tienen la paciencia de esta mujer para comer pizza, algunos podríamos asustarnos de verdad y bueno, hacer alguna tontería por el miedo.