Por Antonio Rosselot
29 abril, 2021

Renè (Nigeria) aprovechó el contexto de Ramadán en su país para hacer uno de los actos más desinteresados y generosos que hemos visto. Gracias a donaciones de privados, ha podido alimentar gratis a un promedio de 300 personas diarias, todas desconocidas para ella.

Recordemos que en este mes los fieles de la religión musulmana celebran Ramadán, un período de días en donde tienen que hacer ayunos diarios y dedicar sus jornadas a los rezos y alabanzas a Alá.

En general hay una serie de requisitos que los feligreses deben cumplir, y uno de ellos —que no es excluyente a la celebración— es la generosidad, uno de los valores más respetados y fomentados por las bases de la religión.

TW: @Rene_noire

Dicho esto, una mujer llamada Renè, oriunda de Nigeria, decidió honrar el espíritu colaborativo en Ramadán y, gracias a una serie de donaciones de particulares, ha pasado los últimos 14 días cocinando platillos gratuitos para repartir a desconocidos en la calle.

El trabajo de Renè es incansable, ya que en promedio ha preparado entre 250 y 350 platillos diarios; es un sacrificio increíble con la sola motivación de hacer el bien y ser una musulmana ejemplar en esta época de Ramadán mezclada con pandemia.

TW: @Rene_noire

En Twitter, Renè aprovecha para agradecer todos los días a la gente que le dona dinero para comprar los alimentos y los materiales necesarios, además de hacer un conteo de las personas a las que ayudó cada día: en las últimas tres jornadas, por ejemplo, entregó 927 platillos de comida gratuitos a gente que no conoce.

TW: @Rene_noire

La comunidad que sigue a Renè también celebró su iniciativa con bellas palabras de apoyo y cumplidos. “Nunca te faltará la presencia de Alá (…), que te bendiga incluso más allá de tu imaginación… gracias”, comentó un usuario, mientras que otra complementó diciendo: “Debes tener uno de los mejores corazones que le fueron dados a los humanos alguna vez”.

TW: @Rene_noire

Bueno, la verdad es que la labor de la mujer ha sido realmente impresionante: alimentar a casi mil personas en tres días, y gratuitamente más encima, es un acto que no puede dejarse pasar sin celebración.

¡Ese es el espíritu de colaboración que queremos para nuestra sociedad!