Por Florencia Lara
21 abril, 2022

Ikuku Uwa Nile jamás imaginó que al llegar a su cita en Lagos (Nigeria), sería tratada de manera irrespetuosa por el recepcionista solo por el vestido amarillo que utilizaba aquella noche.

Salir a cenar a una restaurante elegante, normalmente supone una experiencia agradable, gran comida y buena atención. Cuando Ikuku se arregló en casa para asistir a un restaurante de la zona, jamás imaginó que sería repudiada por el personal del lugar, solo por el vestido que eligió aquella noche.

Twitter: @chefobubu

Ikuku Uwa Nile es una chef nigeriana, y como la gastronomía es su rubro, salir a cenar es una de sus actividades favoritas. Por eso no dudó en aceptar la invitación de su novio para tener una cita en un elegante restaurant de Lagos, Nigeria. Nile nunca pensó que en realidad no comería nada esa velada.

La joven, al llegar a la puerta principal del local, fue interceptada por uno de los recepcionistas. La mujer le explicó que la estaban esperando dentro del restaurante, pero el empleado le negó la entrada. ¿La razón? su vestido.

Twitter: @chefobubu

Ikuku estaba usando un vestido color amarillo, con un escote en V y una mini falda. Su vestimenta fue catalogada como inapropiada y que “rompía códigos”, por lo que el recepcionista le pidió que se fuera.

Según relató a través de su cuenta de Twitter, la humillación que sufrió no solo fue porque la desalojaron del lugar, sino que además fue insultada por el mismo personal, quienes incluso la llamaron“prostituta”, por el vestido que llevaba.

“Los Grills de Delis  me enfadaron, no solo me negaron la entrada a su restaurante, sino que los chicos de seguridad pasaron una buena cantidad de tiempo hablando de mí  y llamándome prostituta y siendo estúpidos y críticos”.

Ikuku Uwa Nile en Twitter.

La historia de la joven chef no tardó hacerse conocida en redes sociales, donde cientos de usuarios le brindaron apoyo a Nile. E incluso, el mismo gerente de Grills de Delis leyó su descargo en Twitter.

Twitter: @chefobubu

El encargado del restaurante se disculpó con Ikuku Uwa Nile, por el trato que recibió y además por negarle la entrada injustamente al local. De hecho, el mismo gerente le informó a la mujer que el recepcionista que la insultó fue despedido.