Por Antonio Rosselot
3 septiembre, 2021

Hace un buen rato que Lourdes Bael (Paraguay) se encarga de alimentar a los animales callejeros del barrio San Jerónimo, en Asunción. Ahora que la pandemia la obligó a cerrar su pizzería, se volcó a la repostería para ganar algo más de dinero y seguir asegurándose de que a las criaturas no les falte nada.

Lourdes Bael es oriunda de Asunción (Paraguay), y se gana la vida vendiendo unos deliciosos pasteles que ella misma prepara con sus propias manos. Pero el objetivo principal de este dinero no es para pagar sus cuentas ni un posible alquiler, sino que para alimentar y cuidar a los casi 50 animales callejeros que cuida en su comunidad.

FB: Lourdes Bael

En entrevista con Extra, Lourdes comentó que los perros le han gustado desde que era pequeña. Todo comenzó cuando hace un tiempo le dio de comer a uno de estos callejeritos en el barrio San Jerónimo, donde tenía una pizzería; con el tiempo se fueron sumando más animales y la mujer adoptó esta práctica como parte de su rutina.

“Hacía las promociones de pizza por [alimento] balanceado, cobraba el 50% si me traían balanceado. Llegó la pandemia, tuve que cerrar el local, vivo a la vuelta y continué desde mi casa. Los perros y gatos, hasta ahora, se siguen yendo al local que tenía”.

—Lourdes Bael a Extra

TW: @Lourdesbael

Hoy en día, los pasteles que prepara en su casa le sirven para comprar todos los alimentos necesarios para los animales. El valor de estos pasteles caseros va desde los 60 mil guaraníes en adelante —unos 8,7 dólares— y tiene de distintas variedades, tales como tres leches —con y sin frutas— y red velvet, entre otras.

En sus cuentas de redes sociales, Lourdes menciona que la mejor manera de ayudarla es ubicándola por esa misma vía o por teléfono. Además de los pasteles, la mujer también recibe bolsas de alimentos a modo de donación en un lugar a convenir.

TW: @Lourdesbael

¡Todo sea por el bienestar de estos callejeritos!