Por Leonardo Granadillo
1 septiembre, 2020

La comerciante de Tampico (México) ya iba a regresar a casa con las manos vacías. Hasta que una chica desde su balcón la fotografió, llamó a sus vecinos y entre todos la apoyaron. Gestos que cambian vidas.

El presente económico mundial es duro, delicado, complejo. No todos los hogares están en condiciones de sobrellevar una crisis, no todos los lugares de trabajo están abriendo sus puertas y obviamente, el bolsillo del ser humano se ha visto afectado. Y bueno, a veces no tenemos tampoco el dinero para colaborar con alguien, pero quizá sí los contactos.

Eso aparentemente pensó una chica llamada Dafne Cedillo, quien vive en Tampico (México) de acuerdo a la publicación. La joven apreció a una señora que llevaba prácticamente todo el día vendiendo tamales sin fortuna alguna, ni una sola persona había aparecido en el tiempo que ella llevaba observándola desde su balcón.

Facebook: Dafne Castillo
“Chicos llevo 4 horas en el balcón de mi casa y no he visto NI UN SOLO CLIENTE comprarle tamalitos a esta señora.
Por fa ayudemos para que no se vaya a su casa con toda la mercancía. Está ubicada frente al Oxxo de colinas de san Gerardo. Tiene de puerco y picadillo”.
indicaba la información de la joven en Facebook
Facebook: Dafne Castillo
Ella hizo su parte, y las redes la suya. Al paso de algunas horas, vecinos y personas que quizá no habitaban tan cerca, hicieron presencia en el lugar para al menos comprarle algunos tamalitos a la señora, para que esta no se fuera a su hogar con las manos vacías.
Facebook: Dafne Castillo
Si bien se desconoce detalles respecto a la recurrencia, si posteriormente siguió aumentando la clientela, la información ya se hizo viral por la zona, así que seguramente no perderá un día de trabajo nuevamente como cuando Dafne la descubrió.

La moraleja es clara y simple: démosle un buen uso a las redes sociales, que aunque tienen el poder de perjudicar a muchos, también pueden ayudarlos. No siempre hace falta dinero, a veces, con un poquito de apoyo es suficiente para salvar a alguien.