Por Lucas Rodríguez
16 enero, 2020

Mantequilla de maní, pretzels y brownie son los tres sabores que definirán las noches junto a nuestras series favoritas.

Es muy probable que si viajáramos cien años hacia el pasado, a la época en la que el mundo recién se recuperaba de la primera guerra mundial, nos encontráramos con una sociedad que no tiene mucho que ver con la nuestra. No estamos hablando de retroceder hacia la edad media o visitar a los hombres que habitaban las cavernas de roca: solo cien años, una broma en lo que es la edad de los humanos. Tratar de explicarle a alguien del pasado, cuya vida se divide entre su trabajo y la vida social fuera de su hogar, que en el futuro una cantidad enorme de personas van a optar por pasar su tiempo libre y dedicado al ocio, dentro de sus casas mirando una pantalla que les lanza luces e imágenes a los ojos, nos considerarían locos (y quemarían por brujos, probablemente). 

Pero así es la humanidad moderna. Ver series y películas, ayudados por Netflix, nuestro mejor aliado en ese sentido, se ha convertido no solo en un gran pasatiempo, sino que en el favorito de muchísimas personas. Quedarnos en nuestro cómodo sillón, prestando atención a los detalle de un episodio que ya vimos varias veces, es una apuesta mucho más segura que salir a botar el dinero en una noche en la que quizás no termine por ocurrir nada. Si ya queremos llevar este plan al próximo nivel, por supuesto que debemos agregarle un cremoso y rico helado. 

Netflix

Como nuestra sociedad se trata de poner atención a las necesidades de las personas, incluso las más insulsas, y encontrar la manera más excesiva de solucionarlas, la famosa marca de helados en pote Ben & Jerry’s decidió asociarse con nuestro canal de streaming preferido para producir el helado perfecto para estas situaciones de vagancia y complacencia absoluta. Se trata del helado “Netflix & Chill”.

Ben & Jerry’s

Teniendo en cuenta que la base del plan de ver Netflix en nuestras casas es la inmovilidad y conservación de energía, el helado de Netflix & Chill viene con no uno. sino que varios sabores. No estamos hablando de vainilla o fresa, sabores ricos, pero simples. Aquí tendremos una base de helado de mantequilla de maní, seguido por una de pretzels dulces y salados, culminada en uno de brownies con pedacitos. No sé si necesito dar más detalles: el panorama está listo. 

Ben & Jerry’s

Te diríamos que corras a comprarlo, pero correr va en contra de la esencia de esta nota. Encarga a alguien más que te lo lleve a la casa y prepárate para una sesión de The Witcher o Stranger Things, en completa calma y armonía.