Por Antonio Rosselot
10 junio, 2021

Los padres de esta pequeña cumpleañera quedaron sin trabajo y no les alcanzó el dinero para comprarle un lindo pastel, pero ella no se hizo problema: con sus humildes plátanos y una vela en medio, aplaudió al ritmo del “cumpleaños feliz” y sopló con entusiasmo su vela.

El humilde acto de felicidad de esta pequeña de 3 años trascendió en las redes e inundó los corazones de varios cibernautas, que no pudieron contenerse con la ternura —y la pena— de su situación.

Warung Jurnalis, una página de Instagram oriunda de Indonesia, compartió la historia de una familia que le celebró el cumpleaños a la más pequeña de sus miembros, quien cumplía apenas 3 añitos.

IG: @warung_jurnalis

El padre de familia envió el video de la niña celebrando con su “pastel” de cumpleaños, que en realidad eran tres bananas montadas sobre una cacerola. Una vela tradicional puesta al medio completaba el “pastel”.

Lo emocionante es que la niña estaba muy feliz de recibir esa atención, cantando el cumpleaños feliz con sus padres y aplaudiendo al son del ritmo, sin importarle el hecho de no tener un pastel propiamente tal: sus padres sólo tenían dinero suficiente para comprarle esas frutas.

En el comentario de la publicación, Warung Jurnalis puso el comentario que les había enviado el padre de la pequeña, quien pidió a los seguidores que le mandaran las mejores energías para estos tiempos complicados: “Pido oraciones para mi hija de tres años. Es su cumpleaños, y yo ya no estoy trabajando”, comentó.

IG: @warung_jurnalis

A su vez, el administrador de la página complementó este texto y pidió a sus seguidores que tuvieran a la pequeña y su familia en sus oraciones y plegarias, además de desearle la mejor de las suertes al hombre para su futuro.

“Como administrador, invito a todos a rezar por esta niña para que tenga un feliz cumpleaños, que esté siempre sana y para que sus padres puedan encontrar pronto un trabajo. ¡Feliz cumpleaños, pequeña!

—Warung Jurnalis (@warung_jurnalis) en Instagram

Si bien los padres de la niña deben estar pasando por una situación muy compleja y estresante, sin duda pueden estar orgullosos de tener una hija que aprecia sus esfuerzos; es una enorme dosis de esperanza para enfrentar el futuro.

Esperamos de corazón que sus padres puedan encontrar empleo para seguir cuidando de su familia y, sobre todo, ¡para que el próximo año la niña tenga un gran pastel con todas sus letras!