Por Antonio Rosselot
5 noviembre, 2019

Pedro no quiso centrarse en sí mismo para su cumpleaños nº5, sino que puso su atención en los niños de orfanato, una realidad que él conoce y de la cual es increíblemente consciente. ¡Un simple gesto puede cambiar vidas!

Hay tres celebraciones que para los niños son sinónimo de felicidad y regalos: el Día del Niño, la Navidad y los cumpleaños. Y generalmente, siempre hay algún pedido en particular de regalo: una muñeca, un juego de mesa, una consola, lo que sea. Pero en el caso de Pedro, un pequeño de 5 años de Camboriú (Brasil), su deseo de regalo fue mucho más allá que un simple objeto.

El pequeño fue adoptado poco antes de cumplir los dos años, y eso mismo lo hizo tomar consciencia sobre la difícil situación de los niños sin padres. Por eso, quiso que todos los regalos por su cumpleaños número 5 fuesen alimentos para donar a los orfanatos de su ciudad.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

La decisión de Pedro fue reveladora para Marta Brancher Palhano, su madre adoptiva, que se enterneció hasta el alma y decidió compartir sus sensaciones en una publicación, de la cual los medios hicieron eco después.

«Creemos que esta es una hermosa idea que proviene de un ser tan pequeño, su percepción del mundo realmente nos supera. Ahora ayudemos para que más niños puedan obtener comida, algo que puede ser simple para nosotros, pero para aquellos que están privados de tanto, saciar su hambre puede marcar la diferencia».

Marta Brancher Palhano, madre de Pedro

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Estas acciones son bastante familiares para Marta, ya que su hija Cecilia (8), hermana de Pedro y también adoptada, hizo una campaña para donar a caridad. Hace dos años, la pequeña recaudó fondos para dos organizaciones: la Escuela de Perros Guía Hellen Keller y la ONG Viva Bicho, que se ocupa de cuidar a los animales callejeros.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Las duras experiencias que Pedro y Cecilia tuvieron antes de ser adoptados los hizo darse cuenta de lo suertudos y privilegiados que habían sido al tener una familia nueva, y por lo mismo, sensibilizaron mucho con las necesidades de los que no corrieron la misma suerte que ellos.

En la siguiente foto, por ejemplo, se ve a Pedro con la coordinadora del Hogar del Buen Pastor, institución a la cual el pequeño donó varios alimentos.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Después de que se viralizara la iniciativa de Pedro, sus familiares y amigos se han sumado a las campañas de donación; incluso, grandes empresas brasileñas se han plegado a la causa y han hecho importantes donativos de comida.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Marta y su marido no podían tener hijos y se sometieron a dos tratamientos de fertilización antes de adoptar a Pedro y Cecilia. Así fue como su decisión les trajo la felicidad eterna, ¡ya que se convirtieron en padres de dos niños increíblemente poderosos!