Por Luis Aranguren
14 septiembre, 2020

Con tan solo 13 años se las ingenia para conseguir dinero. No le importa lo humilde de su procedencia, sino el tamaño de sus sueños.

En la vida no todos corremos con la suerte de tener una vida fácil y tranquila, algunos simplemente tienen que luchar contra la adversidad y buscar solución a sus problemas. Ese es el caso de Lucas, un joven de tan solo 13 años a quien la pobreza no ha podido derrotar.

Él vive junto a su madre en Rio Grande, Brasil donde tienen dificultades económicas y debido a la pandemia su situación ha empeorado.

Razoes para acreditar

Fue así como un día decidió buscar una solución, de forma honrada colocó una mesa en una plaza cercana a su casa. Ahí vende dulces y creó un negocio al que llamó: Mercado do Lucas, con el cual planea poder ayudar a pagar las deudas en su casa y comprar alimentos.

Por ahora quien paga el alquiler es una de sus tías y obtienen pocas ganancias por el beneficio del gobierno y las donaciones de algunos familiares o amigos.

Pero sabemos que no siempre se puede depender de otros, hay que usar nuestras manos para labrar nuestro propio futuro. Cabe resaltar que Lucas necesita atención psicológica, esto por tener hiperactividad y déficit de atención, sin embargo, no se rinde al momento de hacer sus ventas.

No piensen que estamos romantizando el trabajo infantil, si bien nos encantaría saber que está en el colegio tranquilo, nos alegra que no se rinda.

Razoes para acreditar

Algunos simplemente no tienen los recursos y se rinden, a diferencia de Lucas que se cansó de vivir de otros y a través de su negocio, se ayuda. Por medio del Instagram de Voaa han lanzado una campaña para recolectar fondos, su intención es ayudarlo a facilitar su trabajo.

De ese modo tal vez pueda concentrarse en su salud y descansar, en verdad lo felicitamos por haberle encontrado la vuelta a la adversidad.

Instagram / Vooa

Lucas está inscrito en el sistema de salud en Brasil para una cita con el neurólogo, por ahora, todo está a la espera y se encuentra en fila. Su madre y él esperan que los llamen pronto para que pueda atenderse y mejorar su salud.

Esperemos que la situación de Lucas y su madre mejore pronto, nos encantaría saber que está feliz estudiando y disfrutando de una infancia digna. Por ahora es una fuente de inspiración para el resto del mundo, quienes pensamos que nuestra vida es difícil, pero siempre hay alguien sufriendo un poco más.

Razoes para acreditar

Felicitaciones Lucas por tu valor, aplaudimos que no te rindas y sabemos que encontrarás el apoyo que necesitas.