Por Luis Aranguren
6 abril, 2021

La bondad de este joven le permitió al canoso hombre seguir laborando. Una muestra de empatía que debe multiplicarse.

La bondad es uno de los valores más importantes que puedan existir, es aquel que nos permite sacar de nuestro tiempo o dinero para ayudar a otros. Sin importar la situación, siempre se puede ser bondadoso con el prójimo, algo que seguramente la otra persona agradecerá desde el corazón.

En México ocurrió algo así, y es que un señor que vendía panes en una bicicleta por las calles de Nayarit, México, tuvo un accidente.

Facebook / BoomFM

La cadena de su bicicleta se había salido y de ese modo no podía continuar, agacharse para él es algo difícil por su edad, eso aunado al cansancio de manejar grandes distancias todos los días. Afortunadamente había un niño cerca que paseaba en bicicleta, quien tomó algo de su tiempo para ayudarlo.

Sin miedo a manchar sus manos de grasa, se sentó mientras el anciano observaba y le acomodó en un momento la cadena, colocándola en el lugar correspondiente.

Facebook / BoomFM

Al ser utilizada para trabajo, este medio de transporte era diferente a los otros, por lo que fue necesario retirar los panes y acomodarla desde dentro. Una vez la arregló bien, se aseguró de que aquel anciano trabajador pudiese continuar para montar su bicicleta y seguir su camino.

Es increíble lo que un niño está dispuesto a hacer, aunque no fue identificado, probablemente vea en algún momento su video y se entere que muchos valoran lo lindo de su corazón.

Facebook / BoomFM

El señor se mostró muy agradecido y conversador, estaba pendiente de todo pues quería aprender, fue entonces que siguió su camino. Su bicicleta se veía algo vieja, sin embargo, era su medio de transporte y el que le produce sus pocas ganancias para vivir en paz.

El video publicado por BoomFM en Facebook, se ha hecho popular y es que en un mundo en el que todos se alejan por el distanciamiento social, ver a un niño tomar algo de su tiempo para ayudar a otros es valioso.

Probablemente otro no se habría percatado, al estar pendiente de trabajar se les hace difícil mirar a quien necesite algo de ayuda. Pero este pequeño no, no llevó mucho tiempo ayudarlo y después pudo seguir su camino como si nada, se nota que tiene buena educación desde casa.

Facebook / BoomFM

Esperemos que más niños y también adultos puedan tomar este ejemplo, cualquiera puede ayudar.