Por Antonio Rosselot
3 octubre, 2019

El pequeño Adão sufrió en carne propia la crueldad de unos adolescentes. Pero la comunidad se unió para ayudarlo y levantarle el ánimo ❤️

El ser humano puede llegar a ser muy cruel con sus pares, sobre todo cuando es un niño con poco criterio y muchas ganas de hacer daño. En este caso, un video muestra a un grupo de adolescentes humillando a un pequeño de 14 años sólo por vender helados.

Adão, un pequeño de la localidad de Grajaú (Maranhão, Brasil), viene de una familia con pocos recursos y logra hacer algo de dinero vendiendo helados —geladinhos, como se conocen allí—. Adão sale todos los días de su casa en su bicicleta y con una pequeña caja de polietileno donde guarda su mercancía.

IG: @maranhaonews_

En el video, se ve cómo este grupo de adolescentes molesta y humilla al pequeño Adão por su oficio, mientras le muestran un billete y se lo ponen en frente de la cara. El pequeño no puede más de la tristeza y se echa a llorar, denigrado por chicos de su propia edad que no tienen ni un mínimo de empatía.

https://www.instagram.com/p/B2BwBuZJSau/

El video se hizo viral en poco tiempo, y conmocionó al país por su crueldad y desprecio. Millones de personas se sensibilizaron con la situación de Adão y decidieron ayudarlo de distintas formas: comprándole geladinhos y donando alimentos, ropa y dinero a él y su familia.

La viralización del video dio sus frutos, ya que la policía local también decidió ayudar al pequeño. «No debes tener vergüenza de trabajar. Eres un ejemplo para todo el mundo. Ahora todos comeremos estos helados y te pagaremos», le dijo uno de los tres policías que lo fueron a ver a su casa. Además, entre los mismos uniformados juntaron algo de dinero para darle a Adão en ese mismo momento.

IG: @maranhaonews_

Y claro, el karma siempre pega de vuelta. Uno de los chicos que molestó a Adão en el video fue reprendido por su padre, quien lo hizo entrar en razón y le exigió que se disculpara con el pequeño vendedor de helados. El padre publicó una carta en un portal local dando su versión del asunto.

«Señores, vengo a pedir disculpas y perdón por el error cometido por mi hijo, quien humilló a un joven vendedor de helados en un video que repercutió en toda la ciudad. Así no es como eduqué a mi hijo, pero infelizmente sucedió esto así que tengo que pedir disculpas para el joven vendedor y su familia en general. También pido perdón a todos los ciudadanos de Grajaú por lo ocurrido, es inadmisible este tipo de actitud, humillar a quien está ganándose el pan. Como padre, di una corrección a mi hijo».

Padre del bully al portal Enquanto Isso no Maranhão

Acto seguido, el hombre llevó a su hijo a la casa de Adão para que se disculpara de frente. Luego de unas palabras de arrepentimiento y la correspondiente petición de disculpas, ambos chicos se fundieron en un abrazo.

Razões Para Acreditar

Para finalizar, esta lección es para los padres: por favor, preocúpense de inculcar el respeto, la empatía y la solidaridad a sus hijos.

Sabemos que, como diría la rapera Ana Tijoux, la adolescencia es una etapa bizarra, pero todo se reduce a un tema de educación y criterio básicos. ¡Querámonos y ayudémonos más!