Por Florencia Lara
22 junio, 2022

Manuela Gutiérrez le ofreció a Edgar Núñez, un reconocido chef mexicano, hacerle publicidad en su Instagram con más de 77 mil seguidores, a cambio de una cena gratis para ella y su novio. Pero, su sistema de negocios solo recibió burlas por parte del cocinero.

Las redes sociales, en los últimos años, se han convertido en toda una oportunidad de negocios para los llamados “influencers”. Personas con gran cantidad de seguidores quienes a cambio de publicidad, reciben servicios de manera gratis o incluso a veces les pagan con dinero por menciones. Y eso es lo que justamente a lo que se dedica Manuela.

Instagram: @manuguti95

Manuela Gutiérrez tiene 27 años, es oriunda de Medellín, Colombia, y desde hace un tiempo se dedica a lo que se denomina como “influencer” en Instagram, red social donde acumula 77 mil seguidores. Es por la misma vía, que la joven ha aprovechado de ofrecer publicidad a cambio de obtener servicios gratuitos.

A pesar de que esto jamás había generado problemas para la chica, hace unos atrás fue exhibida por Edgar Núñez, un reconocido chef mexicano.

Instagram: @manuguti95

Resulta que la joven le solicitó una cena sin pagar para ella y su novio, quienes viajarían a México y deseaban conocer el restaurante Sud777, el cual es propiedad de Núñez. A cambio, Manuela le ofreció publicar los platillos tanto en su perfil como en su Instagram. Pero, de vuelta solo recibió una cruel burla del chef.

Aunque su oferta de negocios no salió como esperó, la influencer digital decidió responder a las críticas en redes sociales, luego de haber sido apuntada como “gorrión internacional” por el mismo Edgar.

“Yo nunca le escribí al chef directamente, le escribí al restaurante porque la verdad me parece un restaurante increíble.  Yo sé que muchos no están de acuerdo con estas formas de trabajo, pero la realidad es que a muchísimos creadores nos pagan por hacer esto. Cuando nos escriben para ofrecernos sus servicios, nos pagan, y muchas otras veces es normal que uno les escriba” .

Manuela Gutiérrez en Instagram.

Instagram: @edgarnunezm

La modelo además agregó que nunca fue su objetivo que Edgar se tomara a mal la petición de comer gratis a cambio de publicidad, sino que fue simplemente un ofrecimiento de negocios.

“Estamos en un mundo donde no todos tenemos que estar de acuerdo. Tienen su derecho a decirme lo que quieran. Yo pienso que no actué mal, estaba haciendo una propuesta y si él lo tomó a mal, no era mi intención”.

Manuela Gutiérrez en Instagram.

A pesar de la aclaración de Manuela, Edgar también realizó la suya propia en Facebook, donde destacó que para él trabajar con influencers no es rentable ya que “crean fantasías que no pueden pagar”, según sus propias palabras.

Instagram: @manuguti95

Y tú, ¿apoyas la forma en que trabajar los influencers digitales?