Por Javiera Oliden
17 noviembre, 2017

SPOILER: Esta historia termina en la cárcel.

McDonald’s es uno de esos lugares en los que puedes confiar durante todo o gran parte del día. Sin embargo, es difícil ir en algunos momentos esperando poder comer una hamburguesa, y que te digan que todavía no pueden servírtelo, ya que están en horario del desayuno. No solo por la decepción, si no que por darte cuenta de al punto que has llegado en tu vida.

Eso fue lo que le pasó a un hombre australiano, quien realmente quería unos McNuggets. ¿El problema? Eran las 4:50 de la madrugada.

Y aunque su fiel local de McDonald’s para pasar a comprar en auto estaba funcionando, como explican en Food Envyestaban en horario de desayuno, por lo que no le podían servir lo que quería.

Lleno de un dolor comprensible, y una furia y sed de venganza más allá de lo que podemos entender, decidió pasar múltiples veces por la ventanilla y cambiar su orden, pidiendo 200 hash browns en total, o croquetas fritas de patata.

Eso era una deuda de 230 dólares australianos, unos 173 dólares.

Pero este hombre no era una muestra de que no todos los héroes tienen capas. Por lo contrario, como descubrió la policía al llegar al lugar, estaba borracho.

Es por esto que fue arrestado por conducir en estado de ebriedad, probando que tal vez no se merecía esos deliciosos nuggets después de todo.

Pero como no es el único que ha reaccionado de esta manera al ser negado una parte del menú a la hora del desayuno, McDonald’s ofreció una explicación:

“Solo podemos cocinar un tipo de producto a la vez. El menú de desayuno y el normal tienen comidas que se cocinan a distintas temperatura, y necesitan el mismo equipo. Hay un espacio limitado en la cocina y un máximo de planchas que tenemos en los locales».

Y por eso es que no puedes comer una hamburguesa antes de que cambie el horario de la tienda. Es difícil esperar, pero no hay excusa para maltratar a los trabajadores que te traen tan deliciosa comida.

¿Has pedido en McDonald’s temprano y resulta que no lo tienen porque no es parte del desayuno?