Por Camilo Fernández
23 octubre, 2018

¡Por fin! Uno no alcanza ni a pestañear y las frutas ya se oxidan.

Apenas cortamos un aguacate o una manzana, entramos en cuenta regresiva. Si no los comemos por completo, prontamente comienza el proceso de oxidación y comienzan a ponerse negros. ¿No sería genial que alguien inventara algo para impedir esto? Pues, por fin, llegó ese momento.

Ls científica chilena Laura Almedares creó un líquido que extiende la vida de las frutas y verduras una vez “abiertas”.

Pixabay

Al pelarlas, muchas no duran más de un día en su estado original, pero con este invento se podría alargar hasta por 40 días en refrigeración.

En cuanto al aguacate o la palta, la aplicación de este mágico líquido también tuvo un estupendo resultado. Al partirlas, durarían sin ponerse negras hasta por 30 días. Algo similar pasaría con la manzana, según informa LUN.

revistavidayestilo-oaxaca.com

El producto, asegura la científica, no tiene olor, color ni sabor y es fabricado a partir de antioxidantes comestibles, pero no quiso dar más detalles ya que el invento está en proceso de patentamiento.

Pixabay

El líquido antioxidante nació debido a la necesidad de los agricultores de hacer durar más las frutas y verduras para su comercialización, en específico las tunas, que al ser peladas no duran más de dos días, dificultando la venta en ese formato.

Laura Almedares, del departamento de tecnología de los alimentos de la Facultad Tecnológica de la Universidad de Santiago, tardó 3 años en desarrollar este proyecto en conjunto de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).