Por Catalina Maldonado
9 octubre, 2020

Comer en un centro comercial aún es algo que se ve lejano producto del COVID-19, sin embargo, la vuelta a la normalidad parece buen momento para aprender la lección.

Actualmente aún seguimos viviendo los estragos de la pandemia por coronavirus y si bien, se han levantado ciertas restricciones en muchos países del mundo, lo cierto es que por más que queramos volver a la vieja normalidad, todo tendrá que ser con nuevos cambios. Por eso, creo que es momento de aprovechar esta “nueva etapa” para, también, dejar atrás viejas y malas prácticas.

Una de ellas, y puede sonar muy insignificante al principio, es la acción de dejar nuestra bandeja después de comer, pues no se trata de un “favor” sino de todo un acto que demuestra tu educación y empatía por las personas que deberán recoger tu basura después.

Facebook

¿Cuántos alguna vez fuimos a un centro comercial a comer comida rápida y dejamos la bandeja en la mesa? Debo admitir que creo que a todos nos ha pasado alguna vez, pero no es algo que se debe hacer un hábito sino que solo se trata de un error. Ahí está la diferencia.

Muchos alegan que “recoger tu bandeja es hacer un favor”, claro le estarás haciendo un “favor” a esa persona que debe llevarse tu basura después pero, la razón principal para levantar tu desperdicio después de comer, se debe tratar simplemente de un acto de educación tal como lo haces en casa. 

Facebook

Creo que a muy pocos, cuando estamos en casa, nos recogen la bandeja después de comer y por eso, solo tú serás la persona que se levante y la deje en su sitio. Incluso desde pequeños eso ya se venía repitiendo con la frase que muchos padres nos dijeron: “tú no tienes sirvientes”. ¿Te suena?

¿Cuál es el mensaje aquí? Más allá de entrar en una discusión de “si estoy pagando por un servicio, por qué debo ordenar”, lo cierto es que a nadie le cuesta dejar una buena impresión y demostrar esa educación que muchos recibimos desde pequeños. Estos gestos marcan la diferencia y esa persona que luego tiene que recoger todo, estará agradecida.

The Star

A pesar de que parece una acción que no cambiará al mundo, no esperes que nadie lo haga por ti, da tú el ejemplo y bota tus desechos, junto con dejar la bandeja en el lugar de recepción.

Pequeñas muestras de respeto y educación que podrán usarse a la vuelta de la “normalidad”.