Por Javiera Oliden
9 noviembre, 2017

Es inesperadamente deslumbrante.

La fotógrafa Loes Heenrick es Holandesa, pero se fue a vivir a Hanoi, en Vietnam. Allí descubrió los encantadores y fascinantes mercados de la ciudad, y además sus vendedores callejeros, que no son como los que has visto. Lo que es más, ella los vio desde una perspectiva muy particular, la que inspiró a su musa. Entonces, decidió compartir su visión con el mundo, a través de estas cautivantes fotografías.

Como relatan en Insider, dice que la idea nació cuando observaba a las vendedoras y vendedores desde un puente.

“Ellas no tienen idea de lo hermosas que son sus bicicletas, ni de que crean pequeñas piezas de arte cada día”.

Loes Heerink

Se calcula que en la ciudad hay unas 15.000 vendedoras callejeras, cuya mayoría son mujeres que han migrado de otros lugares.

Loes Heerink

Consiguen sus mercaderías en las zonas rurales cercanas que recorren en bicicleta. El ciclo de su negocio es pasar unos días vendiendo en la ciudad, para luego volver al campo y reabastecerse.

Loes Heerink

Como es el caso del comercio callejero en muchos lugares, está parcialmente restringido desde 2008, lo que es un problema para muchas de ellas, que se encargan del sustento de sus familias.

Loes Heerink

Las fotografías son un intento de demostrar que más que algo indeseable, son un aporte de belleza y colorido a la ciudad.

Loes Heerink

Para resaltar esta belleza, decidió sacar las fotos desde arriba, y así evitar que los otros elementos de las pobladas calles de la ciudad compitieran por la atención de quien las mira. Esto implicó asomarse lo más lejos que pudiera en el puente para poder captarlas.

Loes Heerink

Además de frutas y hortalizas, las hay aquellas que venden flores.

Loes Heerink

Sin duda su vibrante colorido es algo que vale la pena ver.

Loes Heerink

¿Qué aspecto cotidiano de la vida en tu país te gustaría poder apreciar de esta forma?