Lo que iba a ser solo una hamburguesa y papas fritas, terminó en una costosa cuenta por el error de la pequeña Alisson. Pese a que su madre, Berenice, intentó cancelar el pedido, finalmente terminó por regalarlos a personas a las afueras de un hospital.

Sabemos que los niños están cada vez más conectados al mundo de la tecnología, y muchas veces confiamos más en ellos para manejar un celular o un computador. Sin embargo, no podemos descansar en sus dotes innatos, pues pueden cometer errores. Así bien lo sabe Berenice Quinto. 

Berenice es la madre de la pequeña Alisson, la protagonista de esta historia, quien ordenó a través de una aplicación de comida una enorme cantidad de hamburguesas, sin posibilidad de regresarlas o pedir el dinero de vuelta.

Pixabay

A través de Facebook, la madre pidió ayuda a todos sus amigos y contactos para cancelar un costoso pedido que su hija había hecho, luego de que quisiera ordenarle una hamburguesa con papas fritas a su papá y terminara pidiendo todo el menú.

“Alguien sabe si se puede cancelar un pedido de Rappi que ya viene en camino???”, escribió la mujer bastante desesperada, pues su hija pidió 20 hamburguesas que no salieron nada baratas, pues el pedido le costó casi 100 dólares. 

Facebook Berenice Quintos

A pesar de que recibió algunos consejos como desintalar la app, ya era demasiado tarde, porque el repartidor estaba cerca de su casa. Finalmente, el chico llegó con la orden a su domicilio y compartió el recibo de la orden junto a la cara de felicidad de Alisson con todas las bolsas. 

Facebook Berenice Quintos

Sin embargo, el problema no solo era haber gastado ese dinero en hamburguesas, sino que tampoco sabían que harían con ellas pues cada uno se comería una y todas las otras se echarían a perder. Y si bien varios les aconsejaron venderlas o regalarlas, la madre decidió llevarlas a las afueras del hospital regional de Ciudad Madero, donde familiares pasan horas allí esperando noticia de los enfermos. 

Facebook Berenice Quintos

La historia se volvió muy popular, y es que pese al costoso error de Alisson para su familia, finalmente entre todos hicieron una buena acción ayudando a esas personas desamparadas.