Por Luis Aranguren
29 noviembre, 2021

Cree que su comida es deliciosa y lo vale. Cuenta que su economía no está tan buena como para andar regalando todo.

Aunque las cenas navideñas suelen prepararse en familia, con la colaboración de todos los asistentes, para algunas familias no es así y es un núcleo el que se hace cargo de esto. En estas situaciones, suele ser un placer para el anfitrión proveer de todo, pero ahora queda claro que no siempre es así. 

Esa es la historia de Helen Robertson, de Reino Unido. Una madre de dos hijos que decidió que lo correcto era cobrar a sus invitados e inclusive a sus descendientes por la cena navideña.

Damien McFadden

Ella le contó a The Sun que todo ocurrió debido a las cuentas que había sacado en años anteriores, asegurando que acumuló deudas de hasta 2 600 dólares en fiestas anteriores. Esto no le parecía, teniendo en cuenta que debía alimentar al menos a 12 personas en Navidad.

“No soy una organización benéfica y, aunque me encanta entretener a la gente, no es sostenible cocinar una comida navideña completa con todos los adornos para amigos y familiares. (…) He planeado una comida deliciosa en la que todos reciben un entrante, platos principales, postres, canapés y bocadillos, así como una copa de champán o jugo”.

–Helen Robertson comentó a The Sun

Según contó, no se trata de una comida simple sino que incluye todos los tipos de dieta por lo que los veganos tendrán en su hogar una comida que les guste. Lo cierto es que los adultos podrán pagar hasta 75 dólares si pedían una marca de un buen vino blanco o tinto.

Damien McFadden

Para los niños, el plato de comida de la cena de Nochebuena tendrá un costo de 15 dólares aproximadamente. Inclusive le cobró a sus dos hijos, quienes deberán pagar de sus bolsillos. A Helen le sorprendió cuando les cobró, que uno de ellos negoció un 50% del pago si ayudaba a lavar los platos ese día.

Ella cuenta que los precios son parecidos a los que cobran los hoteles de la zona, considera que su petición no es irracional. Las respuestas que ha recibido de sus invitados son variadas. Algunos le han aplaudido y no han tenido problemas, mientras que otros se han negado a ir ese día a su casa.

Damien McFadden

No cabe duda que es una decisión un poco complicada de conversar, lo importante es llegar a un acuerdo e independientemente del dinero, hay que compartir.

Damien McFadden

Recordemos que la Navidad es una época de reconciliación y amor, en familia o con amigos, hay que pasarla bien.