Por Antonio Rosselot
5 abril, 2021

“Seaspiracy”, estrenado hace unos días en la plataforma, profundiza en el daño que causa la industria de la pesca comercial a la fauna de los océanos, además de mostrar lo perjudiciales que son los desechos de plástico mono-uso para los ecosistemas marinos. Después de verlo, varios espectadores decidieron quitar la comida del mar para siempre de sus dietas.

Bien sabemos el impacto que pueden tener los documentales en nuestras vidas, ya sea en cambios de conductas o incluso de paradigmas. Super Size Me, por ejemplo, puso en perspectiva las consecuencias del abuso de la comida chatarra en EE.UU, y The Social Dilemma hizo que varias personas cerraran todas sus cuentas de redes sociales, entre otras producciones trascendentes.

Un nuevo documental estrenado en Netflix también apunta a generar un cambio y, de acuerdo a varios de sus espectadores, estaría cumpliendo su cometido. Hablamos de Seaspiracy, la producción que ilustra y explora el funcionamiento de la industria pesquera comercial.

“Un realizador audiovisual apasionado por la vida marina documenta el daño que los humanos le hacen a las especies marinas, y descubre a la vez una alarmante corrupción global”, reza la sinopsis oficial de Seaspiracy en Netflix, y para varios la experiencia ha sido tan fuerte como suena.

Muchos de ellos, incluso, decidieron seguir una alimentación vegana y no comer más productos del mar por culpa de este abuso. Revisemos algunos comentarios de Twitter al respecto.

“Acabo de ver Seaspiracy en Netflix y DIOS, es para abrir los ojos. Si bien sabía del grave daño que causa la industria pesquera global al medio ambiente, es mucho peor de lo que piensan. Nunca más volveré a comer alimentos del mar”, comentó @hazelcoleman94.

Por otra parte, la usuaria @happylife_twice opinó que “después de ver CowspiracySeaspiracy, no me queda otra opción que pasarme al veganismo. Será una transición dura, pero valdrá la pena”.

En tanto, otra persona fue bastante sincera y cruda respecto a su reacción. “Con mi novio vimos Seaspiracy anoche. Nos hizo llorar a ambos. Si la industria pesquera está así de mal, ni siquiera quiero imaginarme la jod*da industria de los lácteos. Ya soy vegetariana, pero ambos decidimos convertirnos en veganos. Ya no podemos justificar más el consumo de productos animales”, comentó.

El documental, dirigido por Ali Tabrizi, muestra el daño que causan los desechos de plástico mono-uso y las redes de pesca en el mar, entre otras, las que están rápidamente alterando y destruyendo los ecosistemas marinos. Por otra parte, también explora el horrible fenómeno de los delfines de Taiji (Japón), que son acorralados en una bahía por los pescadores locales para luego ser asesinados y vendidos, entre otros temas.

Seaspiracy está disponible desde fines de marzo en Netflix, y puedes verlo aquí.