Por Lucas Rodríguez
14 mayo, 2019

Los otros tres son malvaviscos, s’mores y delgadas.

La mayor maldición de Oreo es tener que cargar con su propio éxito. Sus legendarias galletas son tan queridas, consumidas a mares en todo el mundo e imitadas pero nunca igualadas por todo tipo de galleterías pirata, que incluso para ellos mismos es difícil alejarse de la receta original. 

Pero esto no significa que no lo intenten. Y que lo hagan con tanta energía, que no sea solo una nueva variedad la que anuncien, sino que más de cuatro. Cinco, para ser precisos. Vamos revisándolas una a una. 

Oreos de Smores o s’mores, ese delicioso sándwich de marshmallows, chocolate y galleta.

NABISCO

La galleta tendrá sabor de galleta de fogata, mientras que el relleno será una mezcla de malvavisco y chocolate. Que más necesitamos para encender la fogata, aunque lo hagamos en el mismísimo living de la casa. 

Las siguientes están dedicadas a los amantes del café. Las Oreo delgadas son como las tradicionales, solo que con menos masa, lo que las vuelve ideales para untar una sola vez y luego disfrutar. 

NABISCO

Si las delgadas te parecieron una apuesta demasiado segura, espera a escuchar esta: Oreos de chocolate con chips de menta. El sabor de helado favorito de todos los arrogantes ahora es una galleta. Increíble. 

NABISCO

De las dos que nos van quedando, una es una variación pensada para un público tan de nicho como lo son los hombres lobo fanáticos de acampar. Se trata de las Oreo malvavisco de luna llena. Parte de la gracia de estas es que el envase brilla en la oscuridad.

NABISCO

Y para cerrar este espectáculo de galletas, te dejamos con la quinta de las novedades: las Oreo de Maple, para que todos los canadienses que siempre sufrieron por no sentirse representados en las galletas las puedan disfrutar montados en sus alces. 

NABISCO

Esperemos que más de alguna de estas tengan éxito, para que así no desaparezcan del mercado.