Por Lucas Rodríguez
15 octubre, 2019

Debemos aclarar que es pequeña. Si fuera de tamaño real, nos estaríamos comiendo los muros en cuestión de minutos.

Ahora que la navidad se acerca, es hora de empezar a acaparar los decorados, productos y delicias con las que sorprenderemos y fascinaremos a nuestros seres queridos. Como estamos hablando de una fecha muy tradicional, la clave está en dar con una versión moderna de lo que todos esperan encontrar en esta noche y subsecuente mañana. Si ponemos algo completamente distintos (como, no sé, un poodle tocando una canción navideña en una guitarra eléctrica), confundiremos a nuestros invitados.

Pero si los guiamos hacia algo que siempre han visto ahí, como por ejemplo una casa de jengibre, para cuando la vean en detalle darse cuenta que esconde un secreto, es como conquistaremos sus recuerdos. Y si ese secreto está hecho de galletas Oreo, aun mejor.

Pixabay

Demostrando que conocen de memoria este equilibrio para dar con la navidad perfecta, Oreo lanzó un nuevo producto que está causando estragos en las listas de necesidades de los compradores navideños. Se trata de la tradicional casa hecha de pan de jengibre, solo que envés de llevar muros de ese material, la construcción cuenta con pedazos de galleta. Al mismo tiempo, Oreos enteras decoran el techo y por los bordes, emulando lo que sería el cemento que mantiene unidas las fundaciones de la vivienda, tendremos crema como las que encontramos en el centro de una galleta Oreo. 

Nabisco

La caja incluye todos los componentes que necesitarás para dar vida a tu propia casa navideña de Oreo. Al abrir el empaque te encontrarás con pedazos de galleta prehorneados, relleno prehorneado, galletas Oreo, mini galletas Oreo, gomitas de fruta y joyas de dulce. Recomendamos acompañar tanto su construcción como su presentación con chocolate caliente y alguna película que incluya al Grinch tratando de robar la navidad y tendrás listo el evento más importante de la segunda mitad del año. 

Nabisco

Este gran producto puede ser ordenado por Internet a los servicios virtuales de la gente detrás de las Oreos. Teniendo en cuenta que aun queda la mitad de octubre, todo noviembre y la mitad de diciembre para que nos sentemos a la mesa para disfrutar de la cena navideña, es poco probable que esté aun en las tiendas. Pero podemos dar por hecho que a medida que vayan avanzando las semanas, las probabilidades de encontrarlas en los pasillos aumentarán cada vez más. 

Por mientras, siempre podemos disfrutar de unas Oreos, las mejores galletas y unas que no requieren de una fecha especial para poder ser devoradas.

Nabisco

Qué sería el mundo sin las Oreos.