Por Florencia Lara
30 junio, 2022

“Para que puedas amasar tranquilo”, fue la irónica respuesta de Federico, dueño de la panadería donde quería trabajar el chico.

Todos sueñan con poder trabajar desde la comodidad de su hogar y de esta forma generar los ingresos monetarios mensuales. Aunque hay afortunados que tienen la ventaja de teletrabajar, existen otros tipos de empleos, que requieren presencialidad del 100%, como en las pastelerías y panaderías.

Pixabay

Federico, dueño de una panadería ubicada en Argentina, llevaba un buen tiempo buscando trabajadores para su fábrica de pan, por lo que comenzó a recibir cientos de currículums en su correo electrónico de jóvenes solicitando el puesto. A pesar de que pensó que buscar un nuevo trabajador no sería algo fuera de lo común, hubo una solicitud que le llamó mucho la atención.

Un joven, cuya identidad Federico no reveló, preguntó al enviar su CV, si es que el empleo de panadero disponía un día de trabajo desde casa. Dicha interrogante descolocó al dueño de la empresa, ya que asumió que se entendía que una persona que haga los bollos de masa debe estar cocinando todo el día desde la fábrica.

Pixabay

De hecho, tras la curiosa petición, Federico publicó en su cuenta de Twitter contando la situación a los cibernautas. “Sí, una vez a la semana te vamos a dejar la harina a la casa para que puedas amasar tranquilo, rey”, respondió en tono irónico el dueño de la panadería en dicha red social.

Automáticamente el comentario provocó carcajadas en los cibernautas, quienes también quisieron opinar sobre la situación. “Capaz que quería ser Data Analytics y calcular qué día de la semana se vende más pan”, “Una persona pensaría que si tiene que hacer bollos de pan es obvio que el trabajo es in situ”, son algunos de los comentarios que recibió Federico.

Twitter: @credens

El dueño de la panadería más tarde explicó en conversación con TN que el joven atendía actualmente en un call center, por lo que estaba acostumbrado al trabajo remoto. Aunque causó risa en Federico la situación, lo llamó amablemente para explicarle por qué no podía trabajar desde casa y rechazar su solicitud.

Pixabay

Federico destacó que no piensa que el problema haya sido del chico que envió su CV, sino que lo apuntó como un tema de los jóvenes en general, quienes están acostumbrados a las tecnologías y a trabajar desde el hogar.