Por Luis Aranguren
2 febrero, 2021

El hombre de 56 años deberá pagar alrededor de 270 dólares por romper las leyes inglesas de salud para prevenir el COVID-19. Salir a ayudar le salió caro.

Desde la aparición del coronavirus en el mundo las restricciones en el modo de vivir de todos han crecido. Primero no podíamos salir y ahora que podemos hacerlo, debemos cumplir con ciertos requisitos para evitar al máximo la infección.

Por supuesto están quienes no creen mucho en las mascarillas, por ejemplo, quienes prefieren no usarlas.

Daily Mail / jacquideevoysyndication

Esto alegando que no creen en su capacidad de protección o diciendo que las personas suelen tocarlas por lo que el virus se propaga de igual manera. La cuestión con esto es que en algunos países es ley llevar estos implementos y no hacerlo se convierte en un delito.

Alguien que tuvo que verse la cara con la ley por esto fue Nick Smith, de 56 años, quien se encontraba sirviendo sopa el pasado domingo para los más necesitados.

Daily Mail / jacquideevoysyndication

Este hombre es un paciente de cáncer y a pesar de eso decidió ayudar a los miembros más pobres de su comunidad. La cuestión es que el distanciamiento no fue la norma, por lo que la policía se acercó a detener a este hombre para después multarlo.

Por supuesto las personas que él ayudaba estaban algo molesta, si bien entendían que todo era cuestión de leyes veían innecesario el arresto.

Daily Mail / jacquideevoysyndication

Al parecer que saliera en días que “no debía” solo para alimentar a los pobres era un delito, pero hace frío en East Sussex (Inglaterra) y él quería ayudar. Es aquí donde hay una dura batalla entre la ética y la moral, pues estas legislaciones son momentáneas pero las personas que comían sopa están expuestas no solo al coronavirus sino también a las duras calles.

“Lo que hicimos es totalmente legal. Las personas haciendo caridad o voluntariado están exentas de cumplir las reglas de no reunirse en grupos donde hayan dos personas o más”.

–Nick Smith en IBM dijo al Daily Mail

Para este hombre que sufre de cáncer, ayudar a las personas es una ley que nace de su interior y no va a quebrantar.

Esperemos que la próxima vez que lo haga salga con mascarilla, es comprensible que debe usarla para poder seguir ayudando. Es una persona con otra enfermedad, por lo que cuidarse debe ser su prioridad.

Lo que indignó al internet fue el arresto, pues no puso resistencia nunca y sin importar eso fue esposado. Quizás acceder de otro modo a esta persona o ser más colaboradores con esos pobres habría hecho la diferencia.

Daily Mail / jacquideevoysyndication

Esperemos que encuentre una forma de poder ayudar a estos necesitados, pues es algo que nace de su corazón.