Por Catalina Maldonado
11 noviembre, 2020

Para la celebración de nueve años de su hijo, Jeff estaba decidido en crear un pastel único con su alimento favorito: carne y más carne. ¿Te animarías a hacer uno por tu cumpleaños?

Estamos de acuerdo que cuando algo nos gusta mucho, no podemos dejar de repetirlo en todo lo que queramos comer. Por ejemplo, si te gusta las papas fritas, irás por la vida buscandolas por toda parte y pidiéndolas en cada cumpleaños. Sin embargo, claramente no te harías un pastel de cumpleaños de papas fritas, ¿o si?

Bueno, algo parecido quiso hacer un padre, pues como está “obsesionado por la carne”, decidió que la mejor forma de celebrar a su hijo de nueve años era con un gran y carnívoro pastel en base a diferentes bistecs y puré de papa para el glaseado. 

Kennedy News and Media

Todo ocurrió cuando su hijo Zander estaba por cumplir nueve años, a Jeff Janes estaba decidido a crear un pastel de celebración único que el pequeño no olvidaría rápidamente. Sin embargo, entre tanta opción dulce, nada lo convencía. Solo un pastel de carne conquistó su corazón.

Por eso, este ingenioso padre puso manos a la obra y cocinó casi 3 kilos de carne de diferentes tipos. En una primera capa puso un filete mignon de cuatro pulgadas de grosor sobre un filete de chuletón con una base de costilla que pesaba alrededor de 2 kilos.

Kennedy News and Media

Jeff cronometró todas las carnes de manera diferente para que se cocinaran a un medio crudo “perfecto”, por lo que después de tres horas de meticulosa cocina, el padre finalmente pudo sacar sus jugosos trozos de carne y montar el pastel final.

Para el “glaseado”, Jeff decidió utilizar una capa de un clásico puré de papá y terminó todo el atrevido pastel con unas rosas de tocino en distintas partes.

Kennedy News and Media

Después de subir fotos del ‘pastel’ a las redes sociales, la publicación de Jeff se ha compartido más de 110.000 veces, y si bien generó opiniones divididas, muchos alabaron el arte que logró hacer con trozos de carne. 

A pesar de que su hijo no le había pedido un pastel de carne, finalmente “le encantó”, cuenta su padre. Además, aseguró que tanto al pequeño como todos los invitados a la celebración, realmente disfrutaron el pastel de carne.

Kennedy News and Media

“Definitivamente lo volveré a hacer y el año que viene lo derrocharé e iré con carne Wagyu” apostó finalmente Jeff orgulloso de su resultado.

Sin duda, un pastel solo para valientes y claro, los vegetarianos quedan fuera.