Por Lucas Rodríguez
5 abril, 2021

Lin Juncheng trabaja como albañil de día y repartidor de noche para mantener un hogar donde vivir con su hijo. Dado que apenas tiene tiempo para dedicarle, opta por ir con él a su segundo trabajo.

Teniendo en cuenta que las tasas de divorcio, o de padres sin casarse, que existan en la gran mayoría de los países del primer mundo, o de los países en vías de desarrollo, ver padres solteros es algo cada vez más común. Mientras que por estas mismas décadas del siglo pasado, la excepción era escuchar de un matrimonio que había optado por separarse voluntariamente, hoy en día es todo lo contrario.

@single.dads – Foto Referencial

Esto ha llevado a que esos mismo padres o madres se pongan creativos para las maneras en las que ordenarán su vida, especialmente en cuanto al aspecto que tiene que ver con el tiempo que pasan junto a sus chicos.

Es lo que pasa con el caso de Lin Juncheng, un padre soltero de Taiwan, quien ha optado por realizar dos trabajos, con tal de producir el dinero suficiente para darle todas las comodidades que su hijo de tres años necesita para tener una infancia como la de cualquier otro chico de su edad. Para esto, Lin trabaja por los días como un albañil, mientras que por las noches sale a hacer repartos en una pequeña moto. 

@single.dads – Foto Referencial

Esto le deja poco tiempo para pasar junto a su chico. Esto es claramente un dilema difícil de resolver: Lin trabaja cada hora del día para darle comida y ropa a su hijo, pero este trabajo le significa que no tiene tiempo para pasar con el chico.

Dongsen News

Fue para esto que este padre dedicado decidió comenzar a llevarse con él a su chico. Dándole un segundo casco de moto, así como un cinturón de seguridad y ropa abrigada para la ruta, Lin comenzó a salir a hacer sus tareas como repartidor en compañía de su hijo. A pesar de estas medidas de seguridad, no es para nada lo ideal llevar a un pequeño de esa edad, a esas horas en que debería estar acostado, por una ciudad a alta velocidad.

Dongsen News

Es muy común que el chico se duerma en medio de las entregas de su padre. Para esto es que él ha decidido tanto bajar la velocidad y continuar con mucho cuidado sus envíos, así como también poner al chico en la parte de adelante de la motocicleta, donde puede ir revisándolo y sosteniéndolo él mismo. Se trata de un padre atento, que hace todo lo posible por darle a su hijo las condiciones de crianza y vida necesarias. 

Su intención puede que sea la correcta al querer pasar más tiempo con su hijo, pero debe darse cuenta que no son las condiciones ideales para hacerlo.