Por Leonardo Granadillo
22 octubre, 2019

En un extraño y agradable gesto de buena onda, la escuela permitió a Jake Arsenault de 9 años cumplir la jugarreta de sus padres. ¡La identificación más deliciosa y genial de la historia!

Las bromas familiares siempre y cuando sean sanas, son parte de las cosas que fortalecen las relaciones. Una familia unida generalmente es una familia, bromista, entusiasta, feliz, que le gusta romper lo tradicional y el qué dirán.

Cuando inculcamos eso a los chiquitos de la casa todo es mejor aún. Les damos fortaleza al mostrarles que es más importante una buena relación con los tuyos, que un compañero de clase criticándote con ganas de hacer bullying.

Facebook: Jake Arsenault

Es por ello que me encantó la historia de Jake Arsenault, un niño de 4to grado de 9 años. Jake es estudiante en la Escuela Intermedia Biddeford en Maine.

«Se preguntaba qué debería ponerse para el día de la foto de la escuela cuando mi esposa sugirió en broma el disfraz de hot dog», indicó su padre Craig Arsenault a ABC News.

Después la escuela extrañamente se dejó de formalismos y lo permitió, el niño no pudo estar más feliz. Sus padres compartieron la historia a través de una publicación en facebook, con la imagen de Jake vestido de salchicha y la identificación:

My wife and I dared our son to wear a hotdog costume for school pictures. The school let him do it, and I couldn't be happier.

Posted by Craig Arsenault on Thursday, October 17, 2019

La imagen se volvió viral rápidamente, ya supera los 7.500 me gusta con unas 31.000 reacciones.

«Finalmente terminaron haciendo uno sin el disfraz para una segunda identificación de la escuela que obtuvimos un día después, pero nos han asegurado que la foto del hot dog será la del anuario», indicó su padre Craig Arsenault a ABC News.

Facebook: Jake Arsenault

Hermoso ver a una familia jugando y divirtiéndose, es lo que realmente nos gusta y los recuerdos que uno se lleva cuando crece. Mis felicitaciones a la escuela también, que los dejó jugar un rato.