Por Antonio Rosselot
8 septiembre, 2020

Tyler y Melanie Tapajna (Ohio, EE.UU) tuvieron que cancelar su celebración de boda por la pandemia, pero como tenían pagado el servicio de catering, decidieron destinarlo a gente que lo necesitaba más. Incluso, ellos mismos fueron a servir los platos al albergue, horas después de unirse en matrimonio.

Si hacemos un repaso por la norma básica de todas las celebraciones de bodas, la cosa sería más o menos así: se hace un brindis, luego se sirve una cena, después marido y mujer bailan su primer vals como pareja casada, y se les une quien quiera. Luego, cuando el evento está terminando, la novia lanza su ramo de flores y se va con su enamorado a la tan ansiada luna de miel.

Sin embargo, el COVID-19 llegó a trastocar todos los planes y establecer nuevos criterios para prácticamente todo en esta vida. Y una pareja de Parma (Ohio, EE.UU) logró dar el mejor ejemplo de amor en pandemia.

FB: The City Mission

En julio pasado, Tyler y Melanie Tapajna decidieron cancelar sus planes de boda debido a la pandemia de coronavirus. Sin embargo, lograron dar con una alternativa que los dejaría igual de conformes.

Ambos llamaron a Lena Brown, banquetera de su boda, y le preguntaron si con el mismo dinero que habían pagado para la comida de la boda, ella podía cocinar platillos para los integrantes de una casa de acogida local.

Brown preparó un menú apto para niños y con estilo de cafetería, que fuese apto para todos los miembros de la casa, pero Tyler y Melanie pusieron una sola condición: ellos iban a servir la comida. ¡En el día de su boda!

FB: The City Mission

Luego de intercambiar sus votos en una ceremonia privada, la pareja llegó el 15 de agosto a Laura’s Home, la mencionada casa de acogida y, aún vestidos con sus atuendos de boda y con mallas en la cabeza, comenzaron a servir las comidas para estas personas en situación de calle.

“No es inusual para nosotros que nos vengan a donar alimento, pero lo que hizo especial esta visita es que después de haberse casado, Melanie y Tyler llegaron con sus hermosos atuendos, se pusieron redecillas y guantes, y comenzaron a servir platos a los huéspedes. O sea, ¿quién haría eso? Fue un acto increíble de generosidad y compasión”.

Rich Trickel, CEO de The City Mission, organismo que controla Laura’s Home, a TODAY

FB: The City Mission

Melanie cuenta que tanto ella como su marido han hecho donaciones a caridad desde que se conocieron en 2016, y además comentó feliz que la cantidad de comida que llevaron fue suficiente para mantener alimentados a los huéspedes de la casa de acogida por varios días. Pero eso no es lo que más le quedó grabado de ese día.

“Le pregunté a Tyler cuál fue la parte favorita de nuestra boda, y me comentó que fue la cantidad de sonrisas que vio en la casa de acogida. No sólo eran las mujeres o los niños, sino que también los voluntarios y trabajadores, que estaban felices de ver a todos disfrutando. Evidentemente, una de mis partes favoritas fue haberme casado con mi mejor amigo”.

Melanie Tapajna a TODAY

FB: The City Mission

Eso, mi gente querida, es empatía y generosidad en su máxima expresión.